Agresor sexual ejemplos

38 Informe psicologico presunto caso de abuso sexual a menor de edad, Andrea Romero 1. INFORME DE EVALUACIÓN PSICOLÓGICA Causa: 14575-2017-789 DATOS DEL EVALUADOR Nombre: Andrea Yessenia Romero Tacuri Profesión: Psicóloga clínica Lugar de trabajo: Consulta privada DATOS DE IDENTIFICACIÓN Nombre: Carlos Eduardo Sarmiento Loayza Fecha de Nacimiento: 31 de enero del 2012 Edad: 5 años, 7 ... Cada estado define los crímenes de “violación”, “agresión sexual”, y “abuso sexual” de maneras diferentes. La violación se refiere usualmente a la penetración vaginal, oral o anal forzada por una parte del cuerpo u objeto. Estos son algunos ejemplos de situaciones consideradas abuso sexual o agresión: Esta predominancia del agresor sexual masculi 2 OF mujeres y la mayoría de los agresores son hombres. Esta predominancia del agresor sexual masculino se debe a diversos factores: un mayor impulso sexual, denvado, en parte, por el aumento de testosterona en la sangre, que no puede ser inhibido debido a diversos factores. Palabras clave: Agresor sexual, prisión, Control de la Agresión Sexual, sadismo sexual, Centro Penitenciario Madrid IV. Abstract: This article has as purpose approaching to the figure of an adult sexual offender, who was sentenced to a 15-year term and is currently serving in Penitentiary Center Madrid IV. For that, we have revised the ... Para determinar que haya habido violencia o intimidación, es necesario comprobar que hubiera habido una resistencia clara de la víctima a mantener la relación sexual. Subjetivamente. El agresor ha de actuar con dolo para conseguir atentar contra la libertad sexual de la víctima. Tipos de agresor sexual Una vez entendido el concepto de violación, podemos pasar a intentar definir un perfil psicológico común a todos los violadores . Sin embargo, los diferentes estudios y expertos que han tratado el tema se han encontrado con un problema: existe una muy amplia diversidad de motivos y maneras por las que un sujeto decide ... Hacer un estudio sobre la pareja criminógena me extendería demasiado, por lo que me voy a centrar en el agresor sexual a nivel general (tanto de niños como de mujeres), dejando de un lado el papel de la víctima, no por carecer por ello de la misma importancia. ... Ejemplos de estos programas son el Oak Ridge en Ontario (Canada) y las ... Este manual es el resultado de la colaboración establecida entre D. Santiago Redondo Illescas junto a su equipo de colaboradores y la Agencia para la Reeducación y Reinserción del Menor Infractor (ARRMI), de la El agresor quiere poseer sexualmente a la mujer y no infligir otro daño adicional Su meta es el sexo, así que la violencia es instrumental; para conseguir “colaboración” El agresor quiere el control, “estar al mando”, no suele querer gratificación sexual sino demostrarse que es “lo suficientemente hombre”. Explicamos cuáles son los 13 tipos de agresión sexual. Las violaciones y otras formas de abuso sexual, con sus efectos psicológicos y el perfil del agresor.

5º aniversario de la ley mordaza, maltratos policiales, soflamas belicas...

2020.03.29 00:54 alforo_ 5º aniversario de la ley mordaza, maltratos policiales, soflamas belicas...

En estos días se celebra el quinto aniversario de la aprobación de la Ley Mordaza; y a fe nuestra que los jefazos del estado lo están celebrando a lo grande: La friolera de 144.555 denuncias por la Ley Morzada según fuentes del diario Público, y 1.268 detenciones en trece días desde que el 14 de Marzo fuese decretado el estado de Alarma https://m.publico.es/politica/2365116/las-multas-por-el-estado-de-alarmatriplican- en-diez-dias-a-las-aplicadas-en-italia-en-un-mes/amp? utmsource=twitter&utm_medium=social&utm_campaign=web&_twitter_impression=true ; en el caso de las denuncias, quizá se han producido más en estos pocos días que en el resto de los cinco años que lleva de vigencia la ley, detenciones y arbitrariedades y agresiones policiales aparte: toda una apoteosis en el marco de un aniversario; ¡el novamás, oiga! https://www.lahaine.org/est_espanol.php/isanidad-si-policia-no
Y todo este apocalipsis repentino con el beneplácito, pláceme y solaz de buena parte de la población (mientras no les toque a ellos, claro). El escenario nos deja múltiples imágenes surrealistas de ciudadanxs siendo denunciadxs por la Policía en el marco de la Ley Mordaza e incluso siendo agredidxs y detenidxs en casos de muy dudosa justificación esto último, mientras diversos vecinos jalean a los agentes agresores e insultan a sus víctimas https://www.elsaltodiario.com/violencia-policial/exigen-interior-investigue-abusos-policiales-cometidosmarco-crisis-coronavirus ; los múltiples vídeos que están circulando de móvil en móvil y de página de facebook en página de facebook de ciudadanxs escandalizadxs e indignadxs y los airados infinitos comentarios en redes sociales dan muestra de la verdadera dimensión de ese escándalo https://www.lahaine.org/est_espanol.php/pandemia-de-abusos-policiales-con ; para una parte oscura de la población, de pronto parece que la Ley Mordaza ha pasado de ser la norma represora por excelencia a un bendito manual cuya existencia agradecemos a Papá Estado, y la arbitariedad policial un escudo benefactor que nos protege de los males que ocasionan nuestras propias veleidades, y los pajaritos cantan y las nubes se levantan:
Asistimos a despliegues de policías con formas intimidantes ante personas atemorizadas que se encuentran haciendo cola para entrar en un supermercado con aforo limitado que no se sabe qué es lo que querrían controlar ahí, interrogatorios acusatorios y con formas intimidantes a personas que circulan por la vía pública con motivos justificados, personas que manifiestan auténtico miedo, a la Policía más que al coronavirus, para bajar a hacer la compra, pasear al perro e incluso desplazarse para ir a trabajar, denuncias por trasladarse en bicicleta, algo que en absoluto se encuentra prohibido, denuncia a una enfermera que tras su jornada llevaba comida a sus padres ancianos https://zonaretiro.com/ciudadanos/multa-dos-personascoche/, una surrealista persecución al galope de dos agentes a caballo a otro ciclista por una avenida, y cosas peores: policías entrando a la carga a un domicilio sin orden judicial para identificar, reduciendo, tirando al suelo y deteniendo a una mujer en el interior delante de su familia https://www.facebook.com/100024781751926/videos/648330849336301 , reducción e inmovilización también en el suelo de una chica indefensa que no suponía ninguna amenaza para los agentes intervinientes mientras chillaba pidiendo socorro en vano al tiempo que es insultada por vecinxs desde las ventanas, otra agresión similar a otra chica a la que en el suelo agarran y tiran del pelo y le pisotean repetidamente el teléfono móvil para rompérselo por si grababa en medio de sus súplicas, gritos y llamadas de socorro, una paliza de dos policías con repetidos golpes de porra en la zona baja de la escalera del acceso del Metro de Lista, donde creían que no se les iba a ver desde las ventanas, una agresión a una mujer que paseaba a su perro a la que estamparon contra un verjado, abofeteamiento sorpresivo de un joven https://publico.es/tremending/2020/03/23/coronavirus-indignacion-por-unos-videos-de-policias-abofeteandoa-detenidos-los-castigos-los-ponen-los-jueces-no-la-policia/ que estaban identificando https://www.diariodesevilla.es/https://www.publico.es/tremending/2020/03/23/coronavirus-indignacion-porunos-videos-de-policias-abofeteando-a-detenidos-los-castigos-los-ponen-los-jueces-no-la-policia/ , provocaciones, gritos e insultos a un joven sentado en una motocicleta al que previamente habían parado hasta que consiguen hacerle caer en la trampa de responder desconsideradamente a los agentes, momentoen el cual es desmontado violentamente de la moto, tirado al suelo y agredido por varios policías que se lo acaban llevando detenido y esposado, otro motorista al que acometen a golpes de porra sin ningún aparente motivo; patadas, puñetazos, bofetadas, golpes de porra, insultos, derribos al suelo y cometimientos múltiples de policías encima de personas derribadas, retorcimientos de miembros, todo ello propinado en muchos casos por varios policías a la vez a personas indefensas, ya inmovilizadas en muchas ocasiones, con el añadido de ser agresiones realizadas en muchos casos por agentes sin las mínimas medidas de protección tales como mascarillas, con el riesgo que ello comporta, para dar ejemplo, vamos. Arbitrariedades de Morzada: agresiones, detenciones y denuncias a personas que simplemente iban a trabajar, a comprar el pan, a pasear a su perro o a sacar la basura, actividades todas ellas permitidas y que gozan de todas las bendiciones legales durante los días del estado de Alarma. Y más lamentable es si cabe, las incomprensibles arengas a los agresores e insultos a las víctimas de desocupados y chivatxs de la Policía a quienes parece agradar el abuso policial que observan, los recortes de libertades y la represión ante la complacencia de los propios agresores y de un Poder que impulsa esas actitudes con claros mensajes de ese tipo de prédica.
Y para terminar de dorar la píldora otra agresión añadida similar a un ciudadano que volvía de trabajar, en este caso de vigilantes de seguridad en la estación de Renfe Móstoles Central imitando a esos policías no dignos de imitación con el añadido de realizarlo en la vía pública fuera de su entorno de actuación, otra ilegalidad a sumar, en una intervención marcada por su control también ilegal sobre el tránsito de ciudadanxs, una extralimitación arbitraria por no estar contemplado en orden de servicio ni operativa alguna; por si todos esos elementos fueran pocos, un sindicato de corte fascista ha justificado y ensalzado esa actuación mintiendo además groseramente en un comunicado al decir que dichos vigilantes cumplían con sus funciones y que son agentes de autoridad durante el tiempo de vigencia del estado de Alarma, ambas afirmaciones meridianamente falsas
Estas son a título de ejemplo algunas de las actuaciones más escandalosas de las muchas que está padeciendo la ciudadanía en el marco de la utilización de la Ley Mordaza y la impunidad que el sistema político, administrativo y judicial confiere a las arbitrariedades policiales. Y a estos desmanes llama la Ley, ¡qué ironía!., seguridad ciudadana.
Desde diversos colectivos ciudadanos como No Somos Delito, la Coordinadora 25-S y este sindicato, además de otros, llevamos desde el malhadado nacimiento de la Ley Mordaza advirtiendo de lo que podían suponer los aspectos de ESTADO POLICIAL inherentes a esa ley y el verdadero terror que podía llegar a infundir la rienda suelta y el cheque en blanco que esa norma da a que personas con uniformes de cualquier color investidas de autoridad sin control puedan sacar de forma impune lo peor de sí mismas convertidas en El Puto Amo de la calle; las mentiras del gobierno filofascista que la aprobó y las ambiguedades y mentiras sobre su falsa derogación del falso gobierno de izquierdas posterior han dado en el resultado que padecemos durante estos días en toda su crudeza.
Las organizaciones sociales Plataforma Defender a Quien Defiende que engloba a Novact, Iridia, Comisión Legal Sol, Institut de Drets Humans de Catalunya, Calala, Ecologistas en Acción y la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía, junto con ALA (Asociación Libre de Abogados y Abogadas), el despacho de abogadxs Cooperativa Red Jurídica, Associació Catalana per a la Defensa dels Drets Humans, No Somos Delito y el Observatorio del Sistema Penal y los derechos Humanos de la UB han elaborado también un comunicado al respecto y requerido al Ministerio del Interior y al Defensor del Pueblo para que se investiguen varias de esas situaciones de violencia policial https://iridia.cat/es/organizaciones-de-derechos-humanos-exigimos-al-ministerio-de-interior-que-loscuerpos-policiales-actuen-con-proporcionalidad-durante-el-estado-de-alarma/ .
Por otro lado, en una vuelta de tuerca más de un sistema dominado por mandamases oportunistas y sin escrúpulos ansiosos de un sometimiento y obediencia ciega de la población ante sus abusos, en este ambiente viciado de toque de queda declarado pero no nombrado, sus conductores no dudan en aprovechar una situación como la actual con miles de fallecimientos incluidos para adaptar el miedo que la misma genera a sus oscuros principios y engañosos valores, y en ese marco vemos en la televisión a un militar de alto rango en las comparecencias diarias del equipo técnico que informa de la evolución de la epidemia del coronavirus cómo aprovecha esa ocasión para dedicarse a lanzar ante la población soflamas de orden bélico totalmente fuera de lugar ensalzando pretendidas virtudes castrenses tales como la disciplina o el espíritu de servicio atribuyéndolas gratuitamente y por su cuenta a la ciudadanía y soltando la perla de que la situación que padecemos es una guerra y que nosotros somos sus soldados, y en una de esas ocasiones saluda de forma provocadora con la aberrante frase “buenos días, sin novedad en el frente” https://www.facebook.com/100001080179199/posts/2883852201660757/ , cuando cualquier persona sin delirios entiende perfectamente que ni estamos en guerra, ni somos sus soldados, ni este pais es un cuartel, por mucho que hayamos visto también bajo la excusa de la necesidad de sacar el Ejército a la calle, imágenes de un pelotón de unos cincuenta militares en un la calle en formación gritando repetidamente a todo pulmón “viva españa”, como si de un iluso rito mágico se tratara que nos fuese a librar de los males del coronavirus; quizá sea por ello que a esas personas sí se les permite estar todas juntas en grupo en un momento en que se encuentran prohibidas las reuniones incluso de dos personas.
Será por ello también, por lo del rito mágico de protección digo, que oportunistas patrioteros obsesos con la idolatría a sus iconos, de esos que no pierden ocasión para vocear sus soflamas aprovechan para salir a sus ventanas a soltarlas, a izar banderas del estado y a vociferar su himno o ponerlo con altavoces cuando se realizan los aplausos como homenaje a lxs sanitarixs, en ocasiones enturbiando el acto tapando los mismos con el volumen de esa su música sin ninguna relación con nuestras preocupaciones por la epidemia ni nuestro reconocimiento a los mencionadxs sanitarixs.
Y por ultimo debemos hacer también mención a los más miserables lacayos de la ultraderecha política cuya principal seña de identidad es el acometimiento contra las personas y colectivos vulnerables y quienes les defienden, entre las que se cuentan las mujeres maltratadas, las víctimas de agresiones sexuales y las discriminadas de múltiples formas, inundando las redes sociales con toda clase de insidias, manipulaciones y bulos para aprovechar la coyuntura de la epidemia y culpabilizar con ello de forma aviesa de la misma a la manifestación en favor de los derechos de la mujer del día 8 de Marzo, a la que este sindicato, por cierto, se honró en asistir participando en la misma desde el bloque anarcosindicalista.
En este sindicato ignoramos si era realmente necesario acometer el enfrentamiento a la epidemia del coronavirus mediante un confinamiento en su domicilio de toda la población de un pais que no es otra cosa que un toque de queda encubierto, como ya hemos dicho; no nos corresponde a nosotrxs decidirlo; a nosotrxs nos corresponde velar por la defensa de los derechos de lxs trabajadorxs ahora en este marco, pero sí afirmamos que no es con el uso del miedo y la represión ni mucho menos a base de Mordaza, detenciones, imposición de multas y denuncias arbitrarias y ataques policiales delictivos, ni tampoco con soflamas y manipulaciones bélicas, como se logra la colaboración ciudadana.
Algunos consejos jurídicos sobre cómo enfrentar sanciones poiciales en el marco de las restricciones asocialdas al coronavirus (del blog de Red Jurídica): https://www.elsaltodiario.com/conquista-derecho/multas-detenciones-coronavirus .
submitted by alforo_ to podemos [link] [comments]


2019.10.17 22:25 PressContent ¿Qué podemos hacer en un caso de violencia familiar?

¿Qué podemos hacer en un caso de violencia familiar?

https://preview.redd.it/htqmwf9qu5t31.png?width=915&format=png&auto=webp&s=d6b45e162eea46eb1c12867984a26ac7b98cbfa4
En Larrauri & Asoc. trabajamos de cerca los casos de violencia familiar. Creemos que las víctimas, además de un equipo legal, necesitan acompañamiento y el mayor grado de transparencia a la hora de realizar los distintos procedimientos.
Néstor Larrauri, fundador y director del estudio, es abogado especializado en Derecho de Familia con el foco puesto en casos de violencia familiar. Con motivo de visibilizar la problemática y para dar cuenta de los mecanismos de sistematización de la violencia en diferentes formas que hoy en día sufren las mujeres, hay que tener en cuenta la guía que explica la Ley 26.485 (Ley de protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres en los ámbitos en que desarrollen sus relaciones interpersonales)

¿Qué es violencia contra la mujer?

Se considera violencia contra la mujer a cualquier conducta que ataque o ponga en peligro su vida, libertad, integridad física, psicológica o sexual, dignidad, situación económica o seguridad personal. Esto quiere decir que la violencia no tiene una única forma de manifestarse y que todas sus encarnaciones son denunciables ante la ley.

¿Qué alcance tiene la ley 26.485?

La ley protege a las víctimas de todos los tipos de violencia en todos los ámbitos en los que esta se pueda manifestar, inclusive el acoso callejero. La protección que otorga la ley está presente en todos los ámbitos en los que se desempeña la persona, por ejemplo, en la violencia laboral que ocurre en el trabajo.

¿Cómo se denuncia?

Podés realizar una denuncia si fuiste agredida o si fuiste testigo de una secuencia de violencia. Además aquellas personas que trabajan en centros de salud, escuelas o centros de asistencia están obligadas a realizar la denuncia si son testigos de un acto de violencia.
Cabe destacar que las denuncias pueden realizarse en cualquier comisaría, y en la provincia de Buenos Aires podes concurrir a las Comisarías de la Mujer o a las Fiscalías en turno de cualquier jurisdicción.
Las denuncias se realizan en una comisaría donde la policía debe comunicar la misma al fiscal y juez de turno en forma inmediata. En el ámbito de la justicia ya sea el fiscal o juez deben escuchar la denuncia sin presencia del agresor. Además, si se trata de un caso de violencia sexual tenés derecho a que los jueces mantengan la denuncia en secreto.

¿Cómo puedo protegerme de mi agresor?

Podes pedir a la justicia que una persona te acompañe y te proteja, que tu agresor tenga la prohibición de acercarse a vos, que protejan tu hogar y tus hijos, y muchas otras medidas que te protejan integralmente.
Si estás en proceso de divorcio y no te pasa dinero para los alimentos de tus hijos o mantén uno de la vivienda familiar tenés acciones legales para reclamarlas.
Desde Larrauri & Asoc. estamos a disposición de quien busque asistencia legal para lidiar con estos casos tan complicados, no solo por su materia, sino por cómo afectan a sus víctimas.
Fuente
submitted by PressContent to u/PressContent [link] [comments]


2019.02.18 11:14 RaulMarti LOS TRABAJADORES,HUERFANOS DE REPRESENTACION CON LA IZQUIERDA Jon E. Illescas (2a.. parte )

2ª. PARTE
Ante este escenario, en España VOX conecta con parte del buen sentido común de la gente corriente que Gramsci conceptualizaba como progresivo (había otro que caracterizaba como regresivo, irracional y supersticioso).
Esta parte de “buen sentido común” gramsciano lleva a los votantes de VOX a atender a preocupaciones reales y materiales que cualquier trabajador entiende perfectamente.
Así, desde lo que llamo “la izquierda seria”, alejada de las “alertas anfifascistas” proclamadas a modo rimbombante ante los medios que los parieron por personajes públicos de errática trayectoria que viven en residencias señoriales en la sierra madrileña, hemos de entender que los votantes de VOX no son todos fascistas, al menos, de momento.
Son gentes de distinta procedencia que observan y denuncian problemas reales pero se apoyan en soluciones regresivas y protofascistas predicadas por oportunistas personajes de derecha populista auspiciados por una parte del gran capital que siempre conserva la carta del fascismo como un as en la manga dispuesto a ordenar el desorden creado por sus bacanales neoliberales.
Los ejes de VOX son la unidad de España, efectivamente cuestionada por un nacional-independentismo regresivo y posfeudal como el catalán o el vasco; la locura del feminismo mainstream actual avivado por ciertos sectores de la clase capitalista para dividir a la clase trabajadora por sexos; o la duplicación de instituciones estatales como el Senado o las comunidades autónomas que, efectivamente, tienen una productividad muy baja y en muchos lugares producen más daño que beneficios a la población (por ejemplo, en el sistema nacional de salud o en ciertos sectores de la educación).
Sin embargo, obsérvese como Vox no cuestiona una institución tan poco “productiva” para las gentes que moran y trabajan en España como la monarquía, es más: la celebran.11 Tampoco en lo económico aportan nada nuevo, son básicamente neoliberales sin complejos, muy parecidos a la mayoría de políticos del PP o Ciudadanos que pretenden conseguir el apoyo obrero en base a venderles la clásica moto de que si los empresarios pagan menos impuestos, ganarán más y sus salarios serán más grandes con lo cual todos se irán felices y contentos a comer perdices.
Así que, pese a sus serias limitaciones programáticas y discursivas, VOX conecta con parte de la población hastiada de muchas sandeces y omisiones de la izquierda posmoderna.
¿Ejemplos? El feminismo exaltado de algunas y algunos que como ya no se atreven a cuestionar el sistema económico porque no saben ni tienen formación (para tenerla no cuentan los tweets ni las horas de “activismo” en Facebook) ni planes alternativos (socialistas) que proponer a la población, deben entrar en el mercado (capitalista) de la diversidad para parecer diferentes a la derecha gobernante (diferentes en lo simbólico, no en lo material donde son del todo yermos).
Así apoyan un feminismo productor de nuevas injusticias con su lamentable “discriminación positiva” que genera más resentimiento que afecto entre la clase obrera (políticas que hunden sus raíces en los gobiernos liberales estadounidenses de Kennedy y Nixon).
Un feminismo hipertrofiado por la testosterona de hombres irrisoriamente acomplejados por algún pecado original que del mismo modo que no fue culpa ni autoría de ninguna Eva, tampoco lo fue de ningún Adán, sino de las limitaciones propias de un estadio concreto del desarrollo sociocultural del ser humano y la división sexual del trabajo.
Llegados a este punto, quiero dejar claro (aunque seguro muchos lo obviarán intencionadamente) que no es que opine que no queden cuestiones por cambiar para conseguir la igualdad de la mujer respecto al hombre, el problema es que los métodos para conseguirla pueden producir nuevas injusticias y por otra parte es honesto reconocer que ya la mujer se ha igualado en numerosos aspectos al hombre cuando no se ha puesto por encima suyo en algunas cuestiones en los países desarrollados.
En este sentido, las políticas discriminatorias no ayudarán a resolver los problemas donde efectivamente la mujer está por debajo del hombre en estas sociedades donde la lógica del capitalismo ha ayudado a que con la incorporación de la mujer al mercado laboral ésta haya ganado una autonomía económica y política inédita en cualquier época anterior.
Las mejoras que la situación de las mujeres han experimentado en los países capitalistas desarrollados las últimas décadas ha sido espectaculares y no reconocerlas es falsear la historia.
El movimiento socialista debe luchar por la igualdad de los seres humanos, no por la desigualdad (y por eso hay que finiquitar las clases sociales que dividen y enfrentan a unos con otros).
No se puede luchar izando la bandera de lo que nos hace diferentes sino con aquella que representa lo que nos iguala. No para obviar o marginar la diferencia, sino al contrario: para aceptarla como algo natural que no tiene ni aspira a tener más protagonismo del que posee.
Además, hay que recordar a las y los comunistas que confunden churras con merinas que, tanto Marx como Engels afirmaron en un documento tan popular como el Manifiesto Comunista (que tantísimos autoproclamados “marxistas” ni han leído ni entendido) que el capitalismo era el máximo destructor de la sociedad patriarcal.
Por tanto aquellas teorías del “feminismo marxista” donde se igualan el funcionamiento del capitalismo con el patriarcado son simplemente falsas, careciendo de todo rigor histórico y teórico suficiente excepto para las y los convencidos.
En este sentido, es muy interesante leer las críticas que dos marxistas que no se consideraban feministas como Rosa Luxemburg o Aleksandra Kollontái dedicaban al movimiento sufragista.
Muchos (y muchas) están cada vez más cansados de que se estigmatice a los hombres, que se implementen políticas de “discriminación positiva” como las “listas cremallera” y/u otras en base a diferencias de acceso o brechas salariales que en no pocos casos provienen de estudios tendenciosos con una metodología científica y heurística más que cuestionable.
Hay que recordar que, en España, con la ley en la mano, a igual ocupación no puede existir diferente salario y, de hecho, no lo hay.
Sumado a ello, cada vez más mujeres y hombres están hartos de que se privilegie a la mujer en el tratamiento de ciertas noticias por el mero hecho de ser “mujer” (como si eso fuera una debilidad) o se estigmatice a los hombres como protoacosadores, agresores, abusadores, violadores y proxenetas latentes en potencia (¿dónde dejó nuestra izquierda uno de sus mejores vástagos históricos como fue la presunción de inocencia?).
En contraposición, la “izquierda de la diversidad” que baila al ritmo de las modas del capital, cada vez trata mejor a los animales a tenor del aumento de activismo “animalista.
O eso dicen, pese a que cada vez observo a más animales por la calle castrados y/o zarandeados por el cuello con las correas de sus amos.
En un mundo gobernado por la lógica del capital y el beneficio, donde la alienación social y el individualismo narcisista y competitivo no cesa de aumentar quebrando las relaciones de confianza y solidaridad entre las personas, las “mascotas” (que ya no animales) vienen a sustituir ese hueco emocional dejado por el marido que se marchó, la novia que no se encuentra, el amigo que no se tiene, la hermanita que no llega o el hijo que se fue a otro país para encontrar trabajo.
El aumento del número de personas con animales-mascotas ha crecido exponencialmente al ritmo de una industria que ya mueve, solo en la Unión Europea, 36.500 millones de euros anuales (la mitad de lo que gasta en salud pública el gobierno de España).
En un momento en que en nuestro país crece el número de hambrientos hasta las 600.000 personas,20 ya tenemos a 20 millones de mascotas entre nosotros (repartidas en 4 de cada 10 hogares).
La gente del “primer mundo” se gasta más en mantener a animales que tienen esclavizados disponiendo de ellos como objetos de consumo o como juguetes biológicos de divertimento para intentar llenar su vacío existencial (más de 800 euros anuales en caso de los perros) que en alimentar a las más de 25.000 personas que se mueren de hambre al día (¿conoce usted a alguien que se gaste casi mil euros anuales para alimentar a los hambrientos?).
Así es nuestra izquierda: cada vez más ducha en el conocimiento del Manifiesto Animalista de Pellunchon y menos en el Manifiesto Comunista de Marx y Engels. Desconocemos el apoyo que recibirán de los animales que algunxs aspiran a transformar en sujetos con derechos políticos,24 pero que pensamos tendrá un pésimo efecto como reclamo para una clase trabajadora que verá, sobre todo si es blanca, heterosexual y masculina, cómo después de llamarla “eurocéntrica”, “machista” y “especista” se la trata peor que a todos los colectivos de la diversidad, incluidos los que aspiran a “liberar” al simpático gatito Michu y al perrito Bobby de las garras de sus (quizás veganos) propietarios.
Ahí tenemos a una parte importante de nuestra izquierda: absolutamente desnortada.
+Jon E. Illescas es profesor de secundaria, miembro de IU y el PCE, licenciado en Bellas Artes y Doctor en Sociología y Comunicación. Es autor de los libros La Dictadura del Videoclip. Industria musical y sueños prefabricados (El Viejo Topo, 2015, 3ª ed. 2018) y Nepal, la revolución desconocida. Crisis permanente en la tierra de Buda (La Caída, 2012).
submitted by RaulMarti to podemos [link] [comments]


2018.10.09 15:00 alforo_ Las 6 medidas de Vox contra la igualdad y la diversidad sexual y de género

1.El partido ultraderechista propone “suprimir en la sanidad pública las intervenciones quirúrgicas ajenas a la salud (cambio de género, aborto…)”. Mientras el movimiento LGTBQI+ la violencia médica a la que se enfrentan las personas trans* en el sistema público de salud, Vox propone eliminar los servicios precarios y tránsfobos de los que disponen. Por supuesto, pretenden derogar la actual ley del aborto y condenarnos a las mujeres* al ostracismo y a los abortos en condiciones de insalubridad. 2.Vox plantea la “defensa de la vida desde la concepción hasta la muerte natural. Es fundamental que las mujeres con embarazo inesperado tengan información veraz, asistencia y alternativas. Reforma de la ley de adopción nacional”, dicen en una de las 100 medidas de urgencia de plantearon ayer ante los 10.000 asistentes que llenaron ayer la plaza de Vistalegre para aplaudir su discurso. 3.Están muy asustados en Vox. Dicen que la ideología de género, a la que por supuesto se ofrecen para hacer frente, se promulga desde los colegios. Por eso, proponen “instaurar el PIN Parental y Autorización Expresa con objeto que se necesite consentimiento expreso de los padres para cualquier actividad con contenidos de valores éticos, sociales, cívicos morales o sexuales”. ¿Por ejemplo? “Cualquier materia, charla, taller o actividad que afecte a cuestiones morales socialmente controvertidas o sobre la sexualidad, que puedan resultar intrusivos para la conciencia y la intimidad”. 4.Custodia compartida impuesta: El partido dice defender “la custodia compartida como regla general y proteger el derecho de los menores a relacionarse con ambos progenitores y con sus abuelos”. En el último número de Pikara Magazine en papel publicamos un reportaje que explica cómo esta medida está siendo utilizada por los agresores machistas para seguir violentando a sus exparejas. 5.Porque la violencia machista es un mito para Vox, buscan la “derogación de la ley de violencia de género y de toda norma que discrimine a un sexo de otro”. En su lugar, proponen “una ley de violencia intrafamiliar que proteja por igual a ancianos, hombres, mujeres y niños. Supresión de organismos feministas radicales subvencionados, persecución efectiva de denuncias falsas. Protección del menor en los procesos de divorcio”. No creen que los asesinatos machistas, que ascienden ya a 78 en 2018, según Feminicidio.net, respondan a una lógica estructural. 6.Frente a las medidas de acción positiva para tratar de subsanar las desigualdades entre hombres y mujeres, Vox propone la “supresión de las cuas (por sexo o por cualquier otra causa) en las listas electorales”. Carmen Lomana está en sus filas por pura meritocracia, ya saben. http://www.pikaramagazine.com/2018/10/el-dia-que-fui-a-un-mitin-de-vox/
submitted by alforo_ to podemos [link] [comments]


2018.02.14 18:25 alforo_ ¿Qué pasa con los hombres?

En España el año 2017 se fue con un saldo de 56 mujeres asesinadas por la violencia machista. “No pasa nada, sólo somos mujeres” me dice una amiga con cierto deje sarcástico. “No son hombres asesinados por mujeres, lo cual hubiera sido suficiente para adoptar medidas más severas de tipo preventivo y de castigo” añade. Puede que tenga razón y que en este último caso el comportamiento judicial hubiese sido contundente, y no digamos el de las altas instituciones políticas. De ser hombres agredidos por mujeres no creo probable que hubiera juezas y jueces preguntando ¿y no le provocó usted? ¿no iba usted medio desnudo pidiendo guerra? ¿se resistió lo suficiente?
Es de esperar que el pacto de estado (en debate parlamentario) para modificar la legislación vigente corrija aberraciones como la de permitir que hombres condenados por ser maltratadores probados tengan acceso a sus hijos. O que solamente se acepte como violencia machista cuando el agresor sea pareja o ex pareja de la víctima. Pero hace falta asimismo que otros actores estén a la altura de lo que las mujeres esperan. Los jueces y la policía que consienten que un tipo esté en la calle acumulando 14 delitos de quebrantamiento de órdenes de alejamiento no tienen mi comprensión. Ese tipo mató a su ex mujer. ¿Qué tiene que pasar para que cuerpos policiales y jueces sean debidamente formados? ¿Cuántos casos de mujeres hay ya que fueron asesinadas tras denunciar y no ser tenidas en cuenta por quienes debían protegerlas? En todo caso, ¿el pacto de estado, tendrá fecha de puesta en marcha y tendrá la financiación necesaria? Sospecho que es un pacto de mínimos para acallar las voces más críticas.
La lacra machista que estamos viviendo amenaza con cronificarse como parte del paisaje social en el que vivimos. Así será mientras el patriarcado sea el régimen general universal que nos domina y la desigualdad el modo de relación entre géneros, lo que nos remite a la cuestión del poder. Mientras una parte de la especie humana, la mitad, siga considerando a la otra mitad como su propiedad a la que puede agredir de mil maneras y quitar la vida, no hay nada que hacer. A veces pienso que en lo que a los hombres respecta su –nuestra- evolución está lejos de haber terminado, no puede ser que los hombres actuales seamos el final. Tiene que haber una posibilidad de que dominemos nuestros instintos, esa fuerza sexual incontrolada que hace comportarse a muchos como terroristas de género. Desde luego quienes creen que fuimos hechos a imagen y semejanza del creador ya pueden cambiar su punto de vista.
Ahora bien, también es verdad que aunque sea de manera lenta y tímida muchos hombres podemos y queremos ser diferentes. La pelota está en nuestro tejado. Hay que decir, en todo caso, que en el estado español hay unos 400.000 hombres fichados como maltratadores. Son una minoría, pero son demasiados; además no están todos los que son. A todos les une el ser el resultado de una sociedad patriarcal que no acepta la plena igualdad entre hombres y mujeres. Si se aceptara que este es el problema se podría elaborar un plan de educación estratégica para ir cambiando mentalidades en la relación entre géneros y potenciar una nueva masculinidad opuesta a ejercer el poder contra las mujeres.
La cuestión de fondo tiene que ver con la naturaleza del problema. Si no se identifica bien la enfermedad no habrá solución. Así por ejemplo, en un estudio impulsado por el Ministerio del Interior de España, con participación académica, orientado a saber por qué hay hombres que agreden y a asesinan a mujeres, se recoge un enfoque deficiente: Según las primeros análisis del minucioso trabajo, habría un 20% de agresores que podrían considerarse "sociópatas", hombres con dificultades de integración social, con antecedentes penales o policiales; un 30% que serían inestables emocionalmente. Y un 5% podría clasificarse como psicópatas. Dicho de otra manera las causas son el alcohol, las drogas, un brote sicótico, demencia senil, neuroticismo, antecedentes de violencia, situación de inmigración, stress, despecho, desempleo, fobia social, etc, etc, de tal modo que cada caso se separa de los demás y tiene una casuística que lo explica.
Cierto, en cada asesinato de una mujer hay una historia del victimario que hay que tener en cuenta. Pero al mismo tiempo hay que hacer un análisis de conjunto que nos de explicaciones estructurales, de conjunto. Las explicaciones individualizadas no afrontan el patriarcado y la desigualdad de género, porque consideran cada asesinato al mismo o parecido nivel que otros asesinatos de hombres por hombres. Este enfoque presenta los hechos como un fenómeno multicausal, sin patrones comunes. Afortunadamente, hay medios de comunicación que titulan la noticia como de violencia machista y esto ayuda a tomar conciencia de un problema que ya no se puede plantear como si estuviéramos cincuenta años atrás. El patriarcado es lo que explica que personas normales puedan cometer actos que no son normales. Los maltratadores están por consiguiente en todas partes, en todas las clases sociales, profesiones y edades.
En mi opinión la violencia de género responde a una escalada, tensiones, agresiones verbales, humillaciones, primeras bofetadas, hasta llegar en demasiados casos a una máxima violencia. En todas las fases la cuestión del poder es el centro del problema. No me satisface la idea de agresores ocasionales y por consiguiente impredecibles. Lo que está en debate, las causas de la violencia machista, afecta de manera estructural al modelo de respuesta e intervención para combatir este tipo de violencia. No se puede aceptar, ni siquiera un poquito toda aquella explicación que objetivamente exculpe o justifique actos de violencia contra las mujeres. La figura del buen hombre al que se le fue la mano al clavarle el puñal a su mujer porque seguramente estaba atragantado con un divorcio que no quería, no ayuda a entender lo que está pasando ni a encontrar vías de respuesta.
El rapero Arkano, un chaval de Alicante, ha sabido capturar bien el fondo del problema al decir “los medios suavizan el dolor causado, llamando loco al cabrón que ha violado” y sobre los victimarios: “no son enfermos mentales, son hijos sanos del patriarcado”. http://www.rebelion.org/noticia.php?id=237874&titular=%BFqu%E9-pasa-con-los-hombres?-
submitted by alforo_ to podemos [link] [comments]


2017.06.27 07:31 albedrio Cuando David* se fue a vivir con su novio, no sabía todavía que estaba “metiendo al monstruo en casa”. Los celos enfermizos y los pellizcos por mirar a otros chicos no le pusieron en alerta. Tampoco había conocido maltrato en su entorno.

MARÍA ZUIL TAGSHOMOSEXUALIDADVIOLENCIA DE GÉNEROAGRESIÓN MALTRATOACTIVISMO LGTB TIEMPO DE LECTURA11 min 27.06.2017 – 05:00 H. - ACTUALIZADO: 2 H. Cuando David* se fue a vivir con su novio, no sabía todavía que estaba “metiendo al monstruo en casa”. Los celos enfermizos y los pellizcos por mirar a otros chicos no le pusieron en alerta. Tampoco había conocido maltrato en su entorno, ni había oído hablar de este problema dentro del colectivo gay. Todas las señales fallaron. La primera agresión, como todas las que vendrían después, fue por un motivo absurdo. Su novio quería coger el coche para comprar unas pizzas cerca de casa. “Le dije que fuéramos paseando porque estaba bien aparcado y cuesta mucho en nuestra zona, pero se puso hecho una fiera y cogió un cuchillo. Me tiré al suelo y me rasgó el pantalón para sacar las llaves”, recuerda hoy, casi diez años después de comenzar la relación de la que aún se está recuperando. El 27% de hombres y 34% de mujeres LGBTI reconocen haber sufrido maltrato en algún momento Llevar un amigo a casa, subir las ventanillas del coche o cerrar las ventanas en su habitación de hotel durante las vacaciones fueron algunos de los motivos por los que sufrió agresiones de quien después se convirtió en su marido, además de amenazas, chantajes emocionales y maltrato psicológico. Incluso después de romper la relación y de que su pareja se negase a irse de su casa, siguió soportando ataques violentos durante año y medio, que se saldaron por la vía judicial con una orden de alejamiento y 50 euros de multa. Como Davir, el 27% de los homosexuales varones reconocen haber sufrido violencia física, psicológica o sexual en algún momento dentro de una relación del mismo sexo. La cifra se eleva al 34% en el caso de las mujeres lesbianas. Unos números tan alarmantes como invisibles, que superan proporcionalmente a los de la violencia machista, que afecta a un 12,5% de las mujeres en España. Ambas son realidades distintas, pero con muchos puntos comunes, como señala Isabel González, autora del estudio que recoge estos datos y arroja por primera vez algo de luz sobre este problema social en España, basándose en entrevistas a 900 personas. “Hay mucho desconocimiento y silencio, estamos como la violencia de género hace treinta años”, apunta la psicóloga, que todas las semanas recibe casos de maltrato intragénero en Cogam, el colectivo LGTBI de Madrid. A nivel internacional, los pocos estudios que analizan la violencia entre homosexuales coinciden en sus estimaciones o incluso las superan, como éste que eleva al 47,5% el número de mujeres homosexuales maltratadas y al 30% en el caso de los hombres. La encuesta nacional británica sobre la violencia también recogía en 2009 una diferencia de un 13% de maltrato en parejas gais frente al 5% de heterosexuales. Tras las cifras, pocas explicaciones y muchos prejuicios. La desigualdad no entiende de orientación Para que exista maltrato debe existir primero una percepción de desigualdad. En el caso de la violencia de género, surge de una visión machista que provoca una sensación de superioridad por parte del agresor por una mera cuestión de sexo. En las parejas homosexuales, esta diferencia desaparece pero eso no convierte a ambos en iguales. La dependencia emocional, económica o la falta de autoestima, marcan a menudo la pauta del maltrato. “Que tengan el mismo sexo no quiere decir que tengan el mismo poder”, explica Lidia Mendieta, psicóloga del Servicio de Atención a la Violencia Intragénero. Además, según los expertos, también los roles del mal entendido amor romántico, como la posesión o los celos, rigen este tipo de relaciones igual que lo hacen en las heterosexuales. Sentía que tenía que cuidarla y acabé siendo yo la dependiente Por eso, los primeros indicios de la violencia en parejas LGTB no se diferencian demasiado de la machista. “El comienzo es similar en ambos tipos, van escalando, aunque en las relaciones homosexuales va mucho más deprisa, sobre todo en las mujeres, porque son más intensas y pasionales en todos los sentidos”, comenta Isabel González, que apunta a este motivo como razón de que las mujeres sean las que más agresiones psicológicas sufren de parte de sus parejas y se equiparan en las físicas con los hombres. Lucía* vivió de las dos por parte de su pareja, nada más empezar a salir juntas. Lo que en un principio interpretó como un carácter difícil, se fue tornando en desprecio y castigos emocionales. “A veces íbamos a ver a su familia, que vive fuera de Madrid, y no me hablaba en todo el fin de semana porque algo que no tenía nada que ver conmigo le había molestado”, recuerda. Los problemas psicológicos que tenía su pareja fueron generando una dependencia emocional de la que Lucía no fue capaz de salir y que pronto cambió la dinámica de la pareja: “Sentía que tenía que cuidarla y acabé siendo yo la dependiente”. Lucía recuerda con vergüenza muchos de los episodios que vivió hace ya cuatro años y en los que apenas se reconoce. “A los tres meses me dijo que no sentíamos lo mismo y que como yo estaba muy pillada no podía salir con nadie más, pero que ella sí”, rememora. “Un día me dijo que había conocido a otra chica por Internet y que iban a quedar, pero es que encima me hizo ir a la cita. Se lió con esa chica en mis narices y al volver a casa intentó tener sexo conmigo. Me negué, pero insistió e insistió, hasta el punto que me sentí abusada”. El 90% de los encuestados en el estudio de González reconocieron haber vivido la violencia en una relación estable y un 84% han intentado romper la relación. En el caso de Lucía no hizo falta: “A los 15 días de la última agresión llegué a casa y se había ido. Se llevó sus cosas, y algunas mías, y nunca más la volví a ver. Y aun así yo me sentía culpable”. Desprotección legal De lo que no se habla no existe y en la invisibilidad del problema se encuentra otro de los grandes escollos de la violencia intragénero: a las víctimas les cuesta reconocerse como tales. Y aunque lo hagan, tampoco existen canales donde pedir ayuda, y mucho menos, un respaldo legal. El abuso entre personas del mismo sexo no está incluido en la Ley de Violencia de Género de 2014 y no existe ninguna normativa estatal específica para este problema. En la Comunidad de Madrid se aprobó una ley hace unos meses que la contemplaba​ pero sin ninguna aplicación práctica todavía, según denuncian miembros del colectivo LGTB. Por ese motivo, -y por los prejuicios-, las víctimas se encuentran desamparadas cuando acuden a la Policía a denunciar, y se enfrentan a situaciones ilógicas, como que los dos sean detenidos en el mismo calabozo. “En la Policía no estamos preparados en este sentido, con la violencia de género sí existe un protocolo, pero aquí depende de la concienciación y sensibilidad del agente que te toque en la comisaría”, reconoce la policía Begoña Gallego, responsable de este tema en la asociación LGTBIpol formado por agentes homosexuales de las fuerzas del Estado. “Podemos acogernos a algunos artículos ambiguos y considerarlo, por ejemplo, delito de odio o violencia intrafamiliar, pero incluso así es complicado”. Conté mi caso [al 016] y cuando mencioné 'ella' automáticamente me dijeron que ahí no me podían atender Además, reconocen que es más difícil estimar quién es el agresor si ambos se acusan, y a menudo la sociedad también cuestiona por qué la víctima permitió el ataque. “Mucha gente, incluso gay, me pregunta por qué no me defendía, como cuando antiguamente se decía a la víctima de una violación si se había defendido lo suficiente”, señala David, que después de divorciarse debe pasar una pensión mensual al que fuera su agresor porque ganaba más que él. “Cuando alguien te trata así eres como un objeto, pero yo no le veía así, yo le quería y cuando quieres a alguien no puedes hacerle daño”, añade. No existe ningún registro de la cantidad de personas que mueren asesinadas por su pareja del mismo sexo. Sólo se conocen cuando alguna se cuela entre los titulares, como el apuñalamiento hace apenas dos meses de una mujer de 57 años a manos de su novia de 53 en Badalona. Tampoco hay lugares de acogida si romper con el agresor implica quedarse sin casa. En el caso de las mujeres a veces encuentran un sitio en los hogares para mujeres maltratadas, pero los hombres a veces son dirigidos a albergues para personas sin hogar, en el mejor de los casos. Ni si quiera el número de atención a la víctima 016 les atiende. Cuando Marta* decidió acudir a este teléfono pidiendo ayuda por el maltrato psicológico al que la sometía su novia, le colgaron el teléfono. “Conté mi caso y cuando mencioné 'ella' automáticamente me dijeron que ahí no me podían atender. Volví a llamar evitando hace referencia al sexo y ya me orientaron”, explica. Durante meses Marta lidió con la inestabilidad de una pareja abusiva y con la confusión de que por primera vez a sus 33 años le gustase otra mujer. Este cambio en su orientación sexual era la excusa perfecta que su pareja la atacase y controlase: “No le gustaba que saliese con mis amigos y me fui aislando”. Según los expertos, los bisexuales son precisamente los que más violencia sufren. “Cuando un miembro de la pareja es bisexual y el otro no, el segundo tiene miedo a que le dejen por alguien del otro sexo, y hay más rechazo por la homofobia interiorizada”, explica la psicóloga Isabel González.
submitted by albedrio to PlazaExtremadura [link] [comments]


2016.04.29 17:03 Falkain ¿Consejos (para mujeres) para que ni las agredan sexualemente y no las violen? Leed esto majos..

Hoy toca salir por la noche. Has quedado con tus amigas y vais a ir de bares y a bailar después. Antes, te vistes con la ropa con la que te ves guapa, te maquillas, te peinas y hasta es posible que decidas ponerte unos tacones y que llenes tu bolso de tiritas por si le hacen a tus pies aquello que los tacones hacen: destrozarlos. Te miras al espejo unas cuantas veces para confirmar que te gusta cómo te has vestido, te sientes guapa (sin pensar en si la imagen que tienes es realmente la que te gusta o la que le gusta al patriarcado, porque ese es otro tema) y contenta porque te apetece ver a tus amigas y pasártelo bien. La noche transcurre sin incidentes, aparte de los típicos moscones molestos, algún piropo que no te apetecía oír y un par de babosos que te han mirado de una forma que ha hecho que la piel se te erizara, pero vamos, lo normal (¿o no debería ser lo normal?). Se ha hecho tarde y te duelen los pies. Probablemente te hayas preguntado un par de veces por qué has tenido que ponerte esos zapatos o esa falda que no te deja sentarte con comodidad, pero tus amigas te han dicho lo guapa que estás y ese chico que te gusta también, así que te sientes atractiva y contenta e incluso es posible que un poco más contenta de la cuenta gracias al último chupito al que el camarero ha insistido en invitaros. Te despides de tus amigas que viven en otro barrio, pero, antes de irte, todas te dicen que tengas cuidado y que escribas al llegar o cosas así, porque las mujeres sabemos que cuando una va sola a esas horas siempre corre algún riesgo. Sales de la discoteca y piensas en coger un taxi, pero vives a 15 minutos y te has gastado más dinero del que debías esta noche, así que empiezas a caminar. De camino a tu casa hay zonas iluminadas y zonas que no lo están tanto, pero es un trayecto relativamente seguro que haces a menudo. A estas horas ya no queda mucha gente por la calle. Delante de ti, una pareja que camina de la mano se mete en un portal cercano y, de pronto, te ves sola. Sacas el móvil o lo llevas en el bolsillo del abrigo, jugueteas con las llaves y cosas así. Alguien dijo algo en un programa de la tele sobre llevar las llaves en la mano, para que parezca que estás a punto de llegar. Empiezas a sentir un poco de miedo, pero te dices que eres tonta, que no va a pasar nada. Que has visto demasiadas películas. Al cruzar el parque, un hombre se acerca y camina detrás de ti. No lo ves, aunque oyes sus pasos cerca. Ahora sí estás asustada, pero no quieres que se te note. Por un lado crees que estás siendo ridícula: «Solo es alguien que va a su casa», te dices. Por otro lado, otra vocecilla te pregunta: «¿Y si no?». Llegados a este punto y como correr sería absurdo porque, primero, no sabes si te persiguen y, segundo, llevas esos malditos tacones, sacas el móvil y finges que hablas con tu novio o con tu padre. Te aseguras de decir en alto que ahora mismo llegas o que os encontráis en la próxima esquina, pero al mismo tiempo te sientes algo ridícula, porque el hombre que va detrás puede no tener el más mínimo interés ni en ti ni en tu conversación. De pronto te sientes culpable por tu aspecto: «Si no me hubiera puesto esta falda tan corta, si me hubiera pintado menos…». Al poco llegas a tu casa. Respiras tranquila y sientes que te has asustado por nada. Aun así, mandas un mensaje a tus amigas para que sepan que estás bien. La vida de una mujer transcurre entre situaciones tan absurdas como estas. Y no absurdas por el miedo, sino por tener que vivirlo. Absurdo por esa normalización de la violencia a la que somos sometidas mediante el miedo. Sabes desde niña que eres una víctima potencial de desalmados que pueden usar tu cuerpo a placer en cualquier momento y, al mismo tiempo, la sociedad te obliga a enseñarlo y a embutirlo en una talla 36, aunque si finalmente ocurre lo peor, eso se usará para condenar tu conducta porque se entiende, supongo, que en toda relación sexual no consentida también participan dos, el que agrede y la que se ha buscado que la agredan por vestirse como una puta.
En España, de todos los delitos denunciados, menos del 1% es una agresión sexual y en las cárceles tan solo el 5% de presos cumplen condena por este tipo de delito. La incidencia de las agresiones sexuales es muy baja en comparación con otros hechos típicos y aun así, la alarma social que generan es altísima, aunque no me queda claro si esa alarma es, en ciertos casos, por verdadera empatía hacia el infierno que ha vivido (y vivirá) la víctima o por algo mucho más relacionado con la cosificación de la mujer y esa cultura del “machismo amable” que se empeña en tratarnos a las mujeres como objetos preciosos a los que proteger. No digo, desde luego, que se deba restar importancia a tales actos, nada podría estar más lejos de mi planteamiento viendo que la cultura de la violación se perpetúa en cada sociedad de nuestro planeta, pero sí creo que habría que ver el asunto desde una dimensión más realista atacando el problema desde su origen. Vamos a matizar: el índice de violaciones es bajo, pero el de agresiones y abusos, no. Cada una de nosotras ha sufrido a lo largo de su vida algún tipo de manifestación de esta forma de violencia machista, bien sea en el colegio, cuando los compañeros jugaban a tocar el culo o levantar la falda de las chicas, bien por algún profesor de gimnasia más sobón de la cuenta, cuando vamos en el metro y un tipo decide frotarse con nosotras, cuando por la noche alguien se pega demasiado mientras bailas, cuando un ligue no entiende la palabra no a la primera… Es una violencia constante que hemos sufrido y sufrimos a lo largo de nuestra vida todas y cada una de nosotras y, sin embargo, nadie se lleva las manos a la cabeza por ello incluso se frivoliza al respecto. Una mujer vive su vida como víctima desde que es una niña, porque sí, los hombres son los victimarios, pero tu obligación como mujer es no provocarlos, ya que al parecer la sociedad supone que el nacer varón te convierte en un ser desprovisto de voluntad, un violador nato, atávico, que al ver a una mujer atractiva pierde completamente la racionalidad y la ataca cual león hambriento tras gacela coja. Si nos ponemos a pensarlo fríamente, esta cultura, esta sobredimensión del fenómeno de la violación y la despenalización social de las conductas diarias que finalmente desembocan en la agresión, hacen que todas las mujeres seamos víctimas constantes y vivamos bajo un estado de paranoia absoluto. Cuando agreden a una nos agreden a todas, porque el miedo se contagia y se expande como las ondas en el agua. Vivimos así. Eso es lo más sangrante. Sabemos que no debemos ir solas, que no debemos hablar con extraños, hacer autostop, vestir de determinada manera, beber más de la cuenta… Sabemos que nos pueden dañar y vivimos suponiendo que puede pasarnos en cualquier momento, algo que es tan sumamente aberrante que no comprendo cómo no nos ha dado todavía por llevar un hacha en el bolso. Por el contrario, los hombres no saben qué deben hacer para cambiar esto y probablemente la mayoría de ellos ni siquiera se plantean cuál es nuestra situación y qué medidas podrían tomar para que nos sintamos más seguras y no vivamos con miedo. Y para rizar el rizo, el Gobierno crea una lista para prevenir las agresiones sexuales (por si aún no teníamos bastante miedo) en la que nos dice cosas como que corramos las cortinas de casa y dejemos luces de varias habitaciones encendidas para que no parezca que estamos solas, que no caminemos por zonas solitarias ni solas ni acompañadas, que no pongamos en el buzón más que las iniciales o mi favorita: «Antes de aparcar su vehículo mire a su alrededor, por si percibiera la presencia de personas sospechosas (¿perdona? ¿llevan algún tipo de estigma reconocible?, ¿un cartel luminoso acaso?). Haga lo mismo cuando se disponga a utilizar su coche. Antes de entrar, observe su interior. Podría encontrarse algún intruso agazapado en la parte trasera». Porque ya no se trata solo de culpabilizar a la mujer, no. Se trata de atemorizarla hasta extremos patológicos, pero claro, por su bien, no vaya a ser que un pobre chiquillo con las hormonas descontroladas vaya y la viole. ¡Por Dios! ¿En qué cabeza cabe? Ninguna de estas listas tan bien pensadas dice a los hombres qué pueden hacer para no agredir a una mujer y ni siquiera les dicen qué hacer para diferenciarse de un violador o cómo hacer para no asustarnos cuando vamos solas por la calle (algo tan simple como «no seas capullo y cámbiate de acera» no sería para tanto ¿no?). Es más, tampoco hay una lista de recomendaciones que les digan a los hombres qué hacer si ven que otro está agrediendo a una mujer. Pero, además, estas recomendaciones no son solamente injustas, machistas y poco realistas, es que encima son contraproducentes, porque en la mayoría de las agresiones sexuales, agresor y víctima se conocían, es decir, que tú le pides a Pepe, tu amigo del alma, que te acompañe a casa porque el Gobierno te ha dicho que no vayas sola por la noche y llega Pepe y te viola. Es más, igual Pepe no te hace nada, pero cuando llegas a casa resulta que tu padrastro ha bebido más de la cuenta y va y te viola. O puede que estés casada y que al llegar a casa tu marido decida que hoy le apetece mambo quieras tú o no, porque para eso eres SU mujer. Finalmente, parece que el mayor riesgo que tenemos de sufrir abusos o agresiones sexuales es teniendo cualquier tipo de relación con hombres, pero de eso no dicen nada las fantásticas recomendaciones gubernamentales, porque ya sería lo más. ¿Y de quién es la culpa de que te violen? Pues dependiendo del juez o jueza que te toque, será tuya o del violador, o generalmente de los dos (eso si te atreves a denunciar), porque se valorará si pusiste o no resistencia, si habías bebido o no, si llevabas vaqueros o falda, etc. Se verá cuál es tu parte en todo este asunto, porque sí, la victimodogmática se expande a estos delitos nos parezca correcto o no. Y la sociedad tomará cartas en el asunto y opinará sobre ti, sobre si la denuncia es falsa o sobre si en el fondo lo querías, ¡la carnaza está en la mesa, vamos a darnos un festín! ¿Y qué hacemos entonces? Resulta que una forma de prevención es concienciar a la víctima de un delito de qué cosas debe o no debe hacer para protegerse. Y eso es eficaz. La eficacia es un concepto que nos gusta mucho en esta sociedad capitalista, claro, pero ¿qué pasa si la eficacia está reñida con la ética, con la justicia? Pues que no sirve para nada. Por ejemplo, eficaz podría ser el toque de queda para todos los varones a partir de las 8 de la tarde. Eficaz también sería la amputación de piernas, brazos y miembro a los agresores sexuales. Eficaz para evitar la reincidencia es matar a todo delincuente condenado por cualquier delito o eficaz es que pongan una cámara en cada hogar y un chip rastreador a cada uno de nosotros. Pero si la eficacia daña, si colisiona con los derechos fundamentales del individuo, estas políticas no sirven para nada. Son socialmente dañinas y no deberían considerarse. Personalmente creo que no hay justificación alguna en una lista de recomendaciones que suponen atemorizar a las mujeres y limitar nuestra libertad. No hay excusa razonable para que el Gobierno me diga por dónde puedo andar o qué debo poner en mi buzón y, por supuesto, las luces que debo encender cuando, además, no me pagan la factura de la luz. Las recomendaciones culpabilizan sí o sí a las mujeres porque nos hacen parte activa del delito (vaya, me han violado porque olvidé mi silbato). Se debe invertir, por tanto, en concienciación y educación del victimario y, si cabe alguna lista, que sea para ellos no para nosotras.
Por Milena García.
submitted by Falkain to Feminism [link] [comments]


2016.01.13 17:34 felipustero Agresiones (y violaciones) sexuales, sí, pero ordenadas por colores???

Ya no sólo nos manosean, nos violan, nos acosan y nos matan, ahora también servimos para que ustedes, principales culpables del sistema patriarcal, pidan a voz en grito políticas xenófobas. Así conseguiremos que sólo los españoles agredan a las españolas y los sirios a las sirias (Barbijaputa)
La derecha europea (y hasta estadounidense, si escuchamos a Donald Trump) está usando las agresiones sexuales a mujeres en Alemania para que parezca inevitable y urgente una política antiinmigración. Realmente a la derecha y al machismo le importan tanto las agresiones machistas como de costumbre, es decir, nada. Así lo demuestran cuando ponen el grito en el cielo y crean artículos de opinión en masa por estas agresiones pero jamás cuando se producen agresiones similares en Sanfermines, por ejemplo (como bien señala Brigitte Vasallo en este artículo que les recomiendo leer), agresiones que se perpetran cada año y dentro de las fronteras de –lo que nos quieren vender como– una supercivilizada España (esa España en la que se produce una violación cada ocho horas). Porque en casos así no estamos hablando de “medioorientales” que vienen a quitarles el trabajo y a tocar a sus mujeres, son sólo jóvenes que han bebido demasiado y sólo querían pasar un buen rato.
Que de 31 detenidos, 18 sean demandantes de asilo, que aún no se sepa casi nada más o que haya alemanes entre los detenidos no importa, porque ellos ya tienen formada su opinión desde antes que a ninguno de los agresores se les ocurriera poner una mano encima a nadie: no a la inmigración. Realmente, como decía Angela Davis, no están preocupados por la integridad de las mujeres, sólo están pensando en ellos mismos.
A las que no hemos escrito nos linchan en las redes por “silenciar” el tema, pero es que a las que sí, también las linchan, porque sus opiniones no son las que ellos esperan. ¿Por qué no les valen las opiniones de las feministas? Porque no están basadas en la xenofobia, porque no piden la deportación inmediata de absolutamente todos los inmigrantes, sino que todas señalan la raíz del problema: la cultura de la violación. Pero es que hacer cualquier otra lectura no tiene sentido y, si se hace, es con motivos electorales o ideológicos. Cualquier feminista pondrá el foco en el patriarcado y en su cultura, y lo hará por lógica, no porque queramos “islamizar Europa” como no se cansan de repetirnos.
Para más ironía, estos días, desde el machismo y la derecha, se está acusando a todo el movimiento feminista de medir con un “doble rasero” las agresiones en Alemania por el simple hecho de que “los agresores son medioorientales”. Es decir, señalan directamente al único movimiento que denuncia el problema cada día del año y que no se cansa de pelear contra él, sean españoles en fiestas populares o sean miembros del ISIS.
¿Cómo alguien puede llegar a creer que a una feminista le parece menos grave una agresión sexual dependiendo del agresor? Muy fácil: porque el machismo y la derecha son precisamente los que miran hacia otro lado cuando las agresiones no las cometen “medioorientales”. Piensan que a nosotras nos duelen menos las agresiones dependiendo del agresor porque ellos se sienten agraviados dependiendo de quiénes son las agredidas, es decir, cuando las agredidas son las “suyas”.
El feminismo lleva décadas denunciando la cultura de la violación, venga de quien venga: no denuncia la religión o la nacionalidad del agresor, sino al sistema patriarcal en sí que hace que el hombre, sea sirio o murciano, se crea poseedor del cuerpo femenino. Porque es el patriarcado el que hace que ellos vean una afrenta que vengan de fuera a tocar a “sus mujeres”; el mismo que les hace saltar de sus sillones apoltronados con casos así pero les hace encogerse de hombros cuando son los cascos azules los que violan sistemáticamente a mujeres no europeas. El mismo sistema que hace que estos mismos terminen agrediéndote a ti como feminista (en este caso verbalmente) a través de medios y redes sociales: para demostrar que están en contra a las agresiones sexuales de mujeres en Alemania, te agreden verbalmente y amenazan, porque “no es lo mismo”. Por eso no quieren ir a la raíz del problema, porque ellos viven cómodamente en esas raíces. Prefieren quedarse en lo anecdótico, y sólo si lo anecdótico sirve para seguir enarbolando su bandera xenófoba y machista.
El mundo podría mirar en la dirección correcta ahora que, por fin, hay agresiones sexuales que ocupan un puesto relevante en los medios. Podría, si a la sociedad machista en la que vivimos le importara realmente que se está abusando sistemáticamente de mujeres. Podríamos ahora, por ejemplo, cuestionarnos lo poco que hacen los gobiernos contra el patriarcado y la cultura de la violación, pero en lugar de eso, el tema se ha centrado en que 18 de los detenidos eran refugiados sirios y, por lo tanto, lo que hay que prohibir es la inmigración. Recuerda bastante a cuando hace unos años, en EEUU, un pirado se disfrazó, cogió un arma y convirtió en una masacre el estreno de Batman. ¿La solución que dieron? Prohibir disfraces en cines.
Pues nada, señores, sigamos usando el cuerpo de la mujer para esto también, ya no sólo nos manosean, nos violan, nos acosan y nos matan, ahora también servimos para que ustedes, principales culpables del sistema patriarcal, pidan a voz en grito políticas xenófobas. Claro que sí, así conseguiremos que sólo los españoles agredan a las españolas y los sirios a las sirias. Violaciones sí, pero ordenadas y sin mezclar colores.
Barbijaputa
http://elventano.es/2016/01/agresiones-y-violaciones-sexuales-si-pero-ordenadas-por-colores.html
submitted by felipustero to podemos [link] [comments]


2015.12.11 12:08 anarxy_XXX Ciudadanos quiere acabar con las penas específicas por violencia de género

http://www.eldiario.es/sociedad/Ciudadanos-acabar-especificas-violencia-machista_0_458804932.html
En su programa electoral la formación incorpora la medida de reformar la ley integral contra la violencia de género para acabar "con la asimetría penal por cuestión de sexo" La pena por lesiones que no requieren tratamiento es de tres meses a un año de prisión en caso de violencia doméstica, pero si es el hombre el que agrede a su pareja o expareja femenina es de seis meses a un año El Tribunal Constitucional avala la diferencia de condenas dependiendo de si la agresión se da en un contexto de violencia de género o doméstica porque la primera reproduce la desigualdad Reformar la Ley Integral contra la violencia de género para acabar "con la asimetría penal por cuestión de sexo". Es una de las propuestas que Ciudadanos incluye en el programa, junto con modificarla para combatir "la ineficacia de la propia ley", con el que se presenta a las próximas elecciones generales. El documento, en el que incorpora todo un apartado dedicado a "igualdad y violencia de género e intrafamiliar", apuesta por la medida de "igualar las penas con independencia del sexo del agresor", según confirma Antonio Espinosa, secretario de Acción Política de la formación. Es decir, acabar con la agravante que la ley introdujo en el Código Penal cuando es el hombre el que agrede a quien es o fue su pareja femenina.
El objetivo, según Espinosa, es que se respete el artículo 14 de la Constitución Española, que garantiza la igualdad ante la ley de todos los españoles sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición. Un argumento, junto al de que se "condena con mayor rigor al hombre por el mero hecho de serlo", que fue empleado en varias de las cuestiones de inconstitucionalidad que se plantearon tras la aprobación de la ley en 2004 y que años más tarde tumbó el Tribunal Constitucional.
En ellas se cuestionaba, entre otros, el artículo 153.1 del Código Penal, modificado por la ley contra la violencia de género, que establece una pena de prisión de seis meses a un año si es el hombre el que maltrata, golpea o menoscaba psicológicamente a su pareja o expareja sin causarle lesión que requiera tratamiento. En caso de tratarse de una situación de violencia doméstica, y no de género o machista, la norma fija una pena de tres meses a un año. Algo similar ocurre con las amenazas y coacciones leves o las lesiones que requieran tratamiento médico.
Estas últimas podrán ser castigadas con una pena de tres meses a tres años, que asciende a de dos a cinco años si es violencia machista. En el caso del asesinato, la ley no establece por sí misma condenas diferentes, pero el juez puede dictar una más alta dependiendo de varios factores, entre ellos, la vulnerabilidad de la víctima o si le precede una suma de delitos, es decir, si ha sufrido violencia reiterada. Por eso puede darse que las situaciones de violencia de género estén sujetas a una mayor pena.
Lo que aún no saben en Ciudadanos es cómo lo harán: si disminuirán la posible condena a la que se enfrenta el hombre que agrede a su pareja o expareja, es decir, la concreta por violencia de género, o si aumentarán la pena por violencia doméstica. "Nosotros queremos cambiar esa asimetría, en el fondo lo que perseguimos es que haya más igualdad porque lo que hay ahora es desigualdad de trato que se manifiesta en diferentes condenas si el que agrede es un hombre o una mujer", sostiene Espinosa. Este se convirtió en uno de los puntos más polémicos de la ley durante su tramitación que, finalmente, acabó por zanjar el Tribunal Constitucional, que en una sentencia de 2008 avala su constitucionalidad.
El fallo dispone que no existe esta discriminación y entiende que la sanción debe incluir un plus de gravedad si las agresiones responden a un contexto machista. Violencias que "son más graves y reprochables socialmente a partir del contexto relacional en el que se producen" porque, afirma, son conductas que reproducen la desigualdad en el ámbito de la pareja entre hombres y mujeres, "de gravísimas consecuencias para quien de un modo constitucionalmente intolerable ostenta una posición subordinada".
Pancarta de la manifestación del 7N. / Marta Borraz Pancarta de la manifestación del 7N. / MB Violencia que responde a una pauta cultural
"Desde Ciudadanos defendemos la igualdad entre hombres y mujeres [...] y combatimos cualquier discriminación por razón de género o sexo", apunta en su programa la formación liderada por Albert Rivera. De hecho, incluye medidas educativas, económicas y sociales, pero afirma que "si bien la violencia de género afecta tanto a hombres como a mujeres, el mayor porcentaje corresponde a la violencia ejercida de hombres hacia mujeres". Una frase que no se ajusta a lo que la ley entiende por violencia de género, que "se dirige sobre las mujeres por el hecho mismo de serlo".
"No quiere decir que no se pene la violencia de la mujer hacia el hombre", sostiene María Naredo, jurista especializada en derechos humanos y género, "pero al revés viene a reforzar el patrón de discriminación, que no es una cuestión personal, sino estructural, por eso, el Estado debe reaccionar ante esta violencia de una manera distinta". De hecho, el Tribunal Constitucional avala que una agresión supone un daño mayor en la víctima cuando el agresor actúa conforme a una pauta cultural, la desigualdad en el ámbito de la pareja, porque dota de "un efecto añadido a los propios (daños) del uso de la violencia en otro contexto".
Entre estos efectos, enumera el TC, se encuentra el del "temor a ser de nuevo agredida", la restricción de la libertad de la víctima, ya que este tipo de agresiones añaden un "efecto intimidatorio a la conducta" o la negación de "su igual condición de persona". A Naredo le sorprenden los cuestionamientos y pone el ejemplo de "las agravantes por violencia racista, que se traducen en que hay que reprochar más la violencia que encierra un componente racista, pero no quiere decir que la violencia de un negro sobre un blanco no esté penada, ¿por qué esto nunca ha desencadenado críticas?", se pregunta.
Podemos, PSOE e IU ampliarán la ley
En los apartados específicos de sus programas electorales sobre violencia de género, tanto Podemos como PSOE e IU-Unidad Popular proponen ampliar la ley integral para adaptarla a la normativa internacional firmada y ratificada por España, que obliga a incluir todas las violencias machistas, no solo las que se dan en el ámbito de la pareja o expareja. El Comité de Naciones Unidas para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer (CEDAW en inglés) manifestaba en sus últimas observaciones una "especial preocupación" porque la ley no refleje todas las formas de violencia sobre las mujeres. Ni el Partido Popular ni Ciudadanos incluyen esta medida en sus programas.
Y es que las agresiones sexuales, los matrimonios forzosos, la mutilación genital, la trata de mujeres y niñas con fines de explotación sexual o el acoso sexual laboral no están oficialmente reconocidas como violencia de género al no figurar en la ley. Haciéndolo, España cumpliría además con el Convenio de Estambul del Consejo de Europa, unificaría los servicios de atención y acompañamiento a víctimas y garantizaría sus derechos, independientemente de la comunidad en la que residan. "No pueden ser violencias que sigan sin ser consideradas merecedoras de políticas públicas y presupuestos asignados para su desarrollo", denuncia Bárbara Tardón, doctora en Estudios Interdisciplinares de Género e integrante de la Plataforma CEDAW Sombra.
Otras medidas de los partidos
Podemos propone garantizar una alternativa habitacional inmediata, en un plazo de 30 días, para las mujeres y menores que sean víctimas de la violencia machista y "el acceso prioritario a recibir prestaciones sin necesidad de denuncia previa". El PP enumera una batería de medidas basadas en reforzar la prevención y las redes de centros de acogida, estudiar el acceso a bases de datos de interés policial o fomentar que los programas de empleabilidad tengan en cuenta a las víctimas. Ciudadanos promete elevar a política de Estado la lucha contra la violencia de género e intrafamiliar, acabar con la ineficacia de la ley integral, ampliar la oferta de plazas en los centros de acogida o garantizar la formación de los jueces.
El PSOE quiere potenciar el acompañamiento judicial personalizado para combatir el alto número de mujeres que retiran la denuncia; convertir en inadmisible el Síndrome de Alienación Parental (SAP) como acusación o garantizar la suspensión del régimen de visitas cuando el padre esté condenado por violencia de género. Algo similar comparte Unidad Popular, que pretende suspender el régimen sin supervisión a padres denunciados; posibilitar la atención y el acompañamiento de la víctima sin necesidad de denunciar; evaluar la perviviencia de actitudes machistas en el sistema judicial o formar a la Policía Nacional en la creación de espacios seguros.
mi respuesta
https://pbs.twimg.com/media/CV8FDaqUYAAGVmO.jpg
submitted by anarxy_XXX to podemos [link] [comments]


2015.06.30 07:01 josema3 La hipocresía del discurso a favor de la Ideología de Género y del homosexualismo

Los medios de comunicación hacen una inmensa contribución a la guerra de sexos. No en vano, las chicas que ahora tienen veinte años han crecido con la idea, bien consciente o inconsciente, de que todos los hombres son agresores potenciales y un peligro para ellas a todos los niveles.
También han hecho que todos los hombres vivan un inmenso complejo de culpa que no les corresponde.
Este tipo de relaciones tan deterioradas entre sexos que desea esta especie de pseudofeminismo que padecemos, conduce invariablemente a una segregación entre los mismos.
En consecuencia, bajo esas circunstancias, a medio plazo, el único refugio posible para la afectividad y para el amor será la homosexualidad para un número importante de personas.
Y ese es justamente el objetivo de esa ponzoña “feminazi”: La homosexualización de los hombres y la lesbianización de las mujeres, minando cada vez más a la heterosexualidad como una opción de vida, criminalizándola y haciéndola cada vez peor vista socialmente.
Su aterradora visión corresponde a una sociedad donde las relaciones de cualquier tipo entre ambos sexos sean cada vez más limitadas y que al mismo tiempo se tome a la androginia como el arquetipo del ser humano ideal.
La tendencia a la androginia conduce a una desustancialización de todo lo masculino y lo femenino, lo cual, es un proceso perfectamente observable en la realidad de la calle. Todo eso responde a una ingeniería social absolutamente premeditada y estudiada hasta el más mínimo detalle.
Se profundizará mucho mas en toda esta situación entre las nuevas generaciones dado que para ellos todas esas ideas formarán parte de la “naturaleza de las cosas” puesto que no habrán conocido ningún otro referente en sentido contrario.
Íntimamente relacionado con la Ideología de Género esta el Movimiento Gay, aunque no con los homosexuales considerados a nivel individual.
Cada vez más hombres que se han visto derrotados por la guerra psicológica de la poderosa Ideología de Género, que goza de todo el favor del Estado y de los medios de comunicación, buscan la afectividad en relaciones homosexuales a modo de alternativa. Exactamente lo mismo está ocurriendo con un creciente número de mujeres.
Ello nos conduce a la idea de que esas personas no han sido plenamente libres a la hora de escoger su opción sexual. Sencillamente se les ha puesto muy complicado vivir el amor hacia el otro sexo.
Muchas de estas personas que, hoy en día, se acercan a la homosexualidad, son “socializadas” dentro del denominado “Movimiento Gay”, lo cual va mucho más lejos que la mera elección de una opción sexual determinada.
Si alguno de ellos decidiera volver a vivir el amor hacia el otro sexo se le pondría mil y un impedimentos a nivel psicológico.
Aunque resulte sorprendente, existe un número significativo de casos de homosexuales que, tras un proceso complejo y doloroso, han dejado de serlo y han pasado a ser heterosexuales.
Sin embargo, sus voces son acalladas y toda la literatura sobre este tipo de casos es censurada debido a las presiones ejercidas por el “lobby homosexual”.
Dicho de otra manera: está permitido e incluso aplaudido hacerse homosexual pero está prohibido dejar de serlo. La idea principal es la de que no es posible salirse de la “secta gay”. Y ya con esto la cuadratura del círculo queda completa.
Frente al estereotipo que la misma “ingeniería social de género” ha creado sobre los varones heterosexuales, es decir: seres violentos, crueles y con unas capacidades intelectuales no demasiado desarrolladas, la Ideología de Género ha construido una imagen de los homosexuales que les presenta como personas rebosantes de amor, de sensibilidad y de bondad.
Hasta el punto de que muchas voces del “Movimiento Gay” sugieren que si en el mundo predominaran los valores homosexuales y en última instancia, si la mayoría de la población fuera gay, viviríamos en un mundo infinitamente mejor.
No somos pocos los que pensamos justamente lo contrario: Las élites que dominan el mundo son mayoritariamente homosexuales y el mundo es una gran montaña de mierda, en todos los aspectos, gracias en buena medida, a esas mismas élites mayoritariamente homosexuales.
La agenda política del Estado muestra claramente la relación existente entre la Ideología de Género y el Movimiento Gay:
El ejemplo mas emblemático: la Ley de la Violencia de Género abunda en la guerra de sexos y la Ley del Matrimonio Gay normaliza a la homosexualidad que previamente ha sido favorecida por la propia guerra de sexos instigada por el Estado y por los medios de comunicación. Ese es el engranaje interno de la agenda política dominada por la Ideología de Género.
Y ciertamente, es importante reseñar que, en términos generales, el modelo español en materia de aplicación de las, así llamadas, políticas de género, se ha convertido en una referencia a nivel mundial.
Entre otras cosas, desafortunadamente, gracias a su altísimo grado de éxito en bastantes aspectos de su desarrollo.
La homosexualización de las sociedades es profundamente conveniente para el Neoliberalismo: No olvidemos que en el fondo, las bases ideológicas del Neoliberalismo siguen siendo Malthus, Adam Smith, y el Darwinismo Social.
En este caso, la idea de la homosexualización de las sociedades ha de vincularse con Malthus.
En apenas cien años la población mundial ha aumentado en nada menos que en mil millones de habitantes, dejando un total de siete mil millones de personas en este planeta.
Esa progresión es insostenible para el modelo de dominación neoliberal a nivel energético, alimenticio, productivo etc etc .
Para la oligarquía mundial se torna vital disminuir sustancialmente la población mundial. La homosexualización de las sociedades es una de las estrategias aunque no la única.
Por supuesto, las sociedades en las que antes penetra este tipo de políticas disfrazadas de progresismo son las occidentales. Pero el objetivo es que se extiendan a todos los rincones del mundo.
Penetran antes en las sociedades occidentales porque es donde mayor capacidad de influencia tienen determinados think-tanks financiados por una oligarquía cuyo sueño húmedo más recurrente es el de transformar al ser humano en una especie de animal de compañía.
De una manera más concreta, ese estado de cosas puede corroborarse haciendo un simple ejercicio de observación de las políticas de población desarrolladas por Naciones Unidas:
Naciones Unidas a través del Fondo para la para la Población, de la OMS o de la UNESCO lleva desde hace muchos años promoviendo el control de la población en el Tercer Mundo.
Y hoy en día, desde esas agencias de Naciones Unidas se utiliza también la Ideología de Género para extender el control de la población.
Otro ejemplo relevante de esta realidad, es el de las políticas llevadas a cabo por organización supranacional más importante del mundo, la Unión Europea, que también ha invertido mucho dinero y esfuerzo para implementar las llamadas políticas de género.
De hecho, el 70% del dinero que recibe el “Movimiento Gay” en Europa procede de la Unión Europea.
La misma Unión Europea que infringe sufrimiento a la población a través de enormes recortes sociales al servicio de la ideología neoliberal. ¿Todo eso lo hacen porque nos quieren mucho?
Consecuentemente, desde las centrales de pensamiento estas ideas descienden como una lluvia fina a todos los resortes de poder, entre los cuales destacan, obviamente, el Estado y los medios de comunicación tradicionales.
Por otra parte, los planes de reducción demográfica de las élites económicas y políticas no pueden ser un secreto para nadie después de escuchar las declaraciones de Cristine Lagarde, la directora del FMI, insinuado que en España vivimos demasiado refiriéndose a que nos gastábamos demasiado dinero en pensiones.
Nunca se ha demostrado el innatismo de la homosexualidad, jamás se ha encontrado un supuesto “gen gay”. Los mas que se ha llegado a determinar son diferentes niveles de testosterona entre los varones desde el nacimiento. Y ello no ha conducido a grandes conclusiones que aporten pruebas del innatismo homosexual.
Si algún día, se llegara a encontrar “el gen gay” harían hasta pegatinas y camisetas con su nombre. Pero me temo que eso no va a ocurrir.
La teoría del innatismo homosexual se basa en un fraude científico orquestado por el psicópata, zoofilico y violador de niños Alfred C. Kinsey con su afirmación de que en toda sociedad existe un 10 % de homosexuales.
Por ejemplo, el 25% de los sujetos estudiados por este “investigador” eran o habían sido reclusos en una prisión.
De hecho la cifra del 10% era una distorsión de lo descubierto por Kinsey: el número de hombres que mantienen una preferencia homosexual durante toda la vida era un todavía inferior 4%, y en el caso de las mujeres, más o menos, la mitad.
Pero pocos leyeron lo suficiente para distinguir entre las cifras del 10 y del 4 por ciento; y además de esto, no se disponían de otros datos que pudieran contradecir el informe de Kinsey.
La única realidad es que no existe ningún determinismo genético que conduzca a la homosexualidad.
Y el hecho de que, esporádicamente, se puedan observar ciertos comportamientos homosexuales en la naturaleza, no implica, en ningún caso, que esos mismos animales no tengan encuentros sexuales con ejemplares de su misma especie y del sexo contrario para reproducirse.
Lo que vendría a demostrar, en todo caso, que ser exclusivamente homosexual no es algo natural.
Lo que sí está completamente demostrado, es que es posible inducir a la homosexualidad por muy diferentes vías. Y una de las más perversas es, sin duda, la de la guerra de sexos, que además, está patrocinada por el Estado.
Dicho eso, nadie debe imponer a nadie ninguna clase de conducta sexual. Sin embargo, una realidad tan sumamente decisiva como que un hombre y una mujer pueden crear vida, es algo que ha de ser protegido y tenido en cuenta de una manera singular, siempre que se quiera ejercer un elemental sentido común.
La verdad sobre la homosexualidad es que, en términos generales, siempre ha sido un comportamiento muy propio de las élites sociales y que ha tenido y tiene relación con rituales de vasallaje que se fundamentan en la humillación sexual y en el trauma como una forma de señalar que una persona posee un status más elevado que otra.
En la nueva cultura impuesta por la Ideología de Género, las diferentes modalidades de familia que ellos promueven, basadas en unos cada vez más largos listados de artificiales categorías de género, se fundan en meros y fríos contratos acordados entre individuos.
Contratos, por supuesto, rescindibles. Además, obvian y destierran de su lenguaje conceptos o palabras como "amor" o "ternura" dado que es más que complicado incorporar esos términos en un contrato mercantil.
Victimizar a las mujeres tratándolas como seres humanos menores de edad y castrar y criminalizar a los hombres heterosexuales.
Ese es el punto de partida de su siniestro proyecto que consta de las siguientes fases que se solapan entre sí dentro del proceso de su implementación:
  1. Crear una segregación entre hombres y mujeres, cada vez más profunda, a través de la guerra de sexos.
  2. Generar un contexto normalizado y favorable para la homosexualidad que, a medio plazo, suponga una alternativa factible y generalizada a la heterosexualidad minada por la guerra de sexos.
  3. Una sociedad andrógina en la que los pocos nacimientos que se produzcan sean por medios artificiales y nunca naturales. Además preferiblemente el Estado será el que se encargue de la infancia.
submitted by josema3 to podemos [link] [comments]


2015.06.28 08:38 josema3 La hipocresía del discurso a favor de la Ideología de Género y del homosexualismo

Los medios de comunicación hacen una inmensa contribución a la guerra de sexos. No en vano, las chicas que ahora tienen veinte años han crecido con la idea, bien consciente o inconsciente, de que todos los hombres son agresores potenciales y un peligro para ellas a todos los niveles. También han hecho que todos los hombres vivan un inmenso complejo de culpa que no les corresponde.
Este tipo de relaciones tan deterioradas entre sexos que desea este pseudofeminismo, conduce invariablemente a una segregación entre los mismos.
En consecuencia, bajo esas circunstancias, a medio plazo, el único refugio posible para la afectividad y para el amor será la homosexualidad para un número importante de personas.
Y ese es justamente el objetivo de esa ponzoña “feminazi”: La homosexualización de los hombres y la lesbianización de las mujeres, minando cada vez más a la heterosexualidad como una opción de vida, criminalizándola y haciéndola cada vez peor vista socialmente.
Su aterradora visión corresponde a una sociedad donde las relaciones de cualquier tipo entre ambos sexos sean cada vez más limitadas y que al mismo tiempo se tome a la androginia como el arquetipo del ser humano ideal.
La tendencia a la androginia conduce a una desustancialización de todo lo masculino y lo femenino, lo cual, es un proceso perfectamente observable en la realidad de la calle. Todo eso responde a una ingeniería social absolutamente premeditada y estudiada hasta el más mínimo detalle.
Se profundizará mucho mas en toda esta situación entre las nuevas generaciones dado que para ellos todas esas ideas formarán parte de la “naturaleza de las cosas” puesto que no habrán conocido ningún otro referente en sentido contrario.
Íntimamente relacionado con la Ideología de Género esta el Movimiento Gay, aunque no con los homosexuales considerados a nivel individual.
Cada vez más hombres que se han visto derrotados por la guerra psicológica de la poderosa Ideología de Género, que goza de todo el favor del Estado y de los medios de comunicación, buscan la afectividad en relaciones homosexuales a modo de alternativa. Exactamente lo mismo está ocurriendo con un creciente número de mujeres.
Ello nos conduce a la idea de que esas personas no han sido plenamente libres a la hora de escoger su opción sexual. Sencillamente se les ha puesto muy complicado vivir el amor hacia el otro sexo.
Muchas de estas personas que, hoy en día, se acercan a la homosexualidad, son “socializadas” dentro del denominado “Movimiento Gay”, lo cual va mucho más lejos que la mera elección de una opción sexual determinada.
Si alguno de ellos decidiera volver a vivir el amor hacia el otro sexo se le pondría mil y un impedimentos a nivel psicológico. Aunque resulte sorprendente, existe un número significativo de casos de homosexuales que, tras un proceso complejo y doloroso, han dejado de serlo y han pasado a ser heterosexuales.
Sin embargo, sus voces son acalladas y toda la literatura sobre este tipo de casos es censurada debido a las presiones ejercidas por el “lobby homosexual”. Dicho de otra manera: está permitido e incluso aplaudido hacerse homosexual pero está prohibido dejar de serlo. La idea principal es la de que no es posible salirse de la “secta gay”. Y ya con esto la cuadratura del círculo queda completa.
Frente al estereotipo que la misma “ingeniería social de género” ha creado sobre los varones heterosexuales, es decir: seres violentos, crueles y con unas capacidades intelectuales no demasiado desarrolladas, la Ideología de Género ha construido una imagen de los homosexuales que les presenta como personas rebosantes de amor, de sensibilidad y de bondad.
Hasta el punto de que muchas voces del “Movimiento Gay” sugieren que si en el mundo predominaran los valores homosexuales y en última instancia, si la mayoría de la población fuera gay, viviríamos en un mundo infinitamente mejor.
No somos pocos los que pensamos justamente lo contrario: Las élites que dominan el mundo son mayoritariamente homosexuales y el mundo es una gran montaña de mierda, en todos los aspectos, gracias en buena medida, a esas mismas élites mayoritariamente homosexuales.
La agenda política del Estado muestra claramente la relación existente entre la Ideología de Género y el Movimiento Gay:
El ejemplo mas emblemático: la Ley de la Violencia de Género abunda en la guerra de sexos y la Ley del Matrimonio Gay normaliza a la homosexualidad que previamente ha sido favorecida por la propia guerra de sexos instigada por el Estado y por los medios de comunicación.
Ese es el engranaje interno de la agenda política dominada por la Ideología de Género.
Y ciertamente, es importante reseñar que, en términos generales, el modelo español en materia de aplicación de las, así llamadas, políticas de género, se ha convertido en una referencia a nivel mundial. Entre otras cosas, desafortunadamente, gracias a su altísimo grado de éxito en bastantes aspectos de su desarrollo.
La homosexualización de las sociedades es profundamente conveniente para el Neoliberalismo: No olvidemos que en el fondo, las bases ideológicas del Neoliberalismo siguen siendo Malthus, Adam Smith, y el Darwinismo Social.
En este caso, la idea de la homosexualización de las sociedades ha de vincularse con Malthus. En apenas cien años la población mundial ha aumentado en nada menos que en mil millones de habitantes, dejando un total de siete mil millones de personas en este planeta.
Esa progresión es insostenible para el modelo de dominación neoliberal a nivel energético, alimenticio, productivo etc etc
Para la oligarquía mundial se torna vital disminuir sustancialmente la población mundial. La homosexualización de las sociedades es una de las estrategias aunque no la única.
Por supuesto, las sociedades en las que antes penetra este tipo de políticas disfrazadas de progresismo son las occidentales. Pero el objetivo es que se extiendan a todos los rincones del mundo.
Penetran antes en las sociedades occidentales porque es donde mayor capacidad de influencia tienen determinados think-tanks financiados por una oligarquía cuyo sueño húmedo más recurrente es el de transformar al ser humano en una especie de animal de compañía.
De una manera más concreta, ese estado de cosas puede corroborarse haciendo un simple ejercicio de observación de las políticas de población desarrolladas por Naciones Unidas:
Naciones Unidas a través del Fondo para la para la Población, de la OMS o de la UNESCO lleva desde hace muchos años promoviendo el control de la población en el Tercer Mundo. Y hoy en día, desde esas agencias de Naciones Unidas se utiliza también la Ideología de Género para extender el control de la población.
Otro ejemplo relevante de esta realidad, es el de las políticas llevadas a cabo por organización supranacional más importante del mundo, la Unión Europea, que también ha invertido mucho dinero y esfuerzo para implementar las llamadas políticas de género. De hecho, el 70% del dinero que recibe el “Movimiento Gay” en Europa procede de la Unión Europea.
La misma Unión Europea que infringe sufrimiento a la población a través de enormes recortes sociales al servicio de la ideología neoliberal. ¿Todo eso lo hacen porque nos quieren mucho?
Consecuentemente, desde las centrales de pensamiento estas ideas descienden como una lluvia fina a todos los resortes de poder, entre los cuales destacan, obviamente, el Estado y los medios de comunicación tradicionales.
Por otra parte, los planes de reducción demográfica de las élites económicas y políticas no pueden ser un secreto para nadie después de escuchar las declaraciones de Cristine Lagarde, la directora del FMI, insinuado que en España vivimos demasiado refiriéndose a que nos gastábamos demasiado dinero en pensiones.
Nunca se ha demostrado el innatismo de la homosexualidad, jamás se ha encontrado un supuesto “gen gay”.
Lo mas que se ha llegado a determinar son diferentes niveles de testosterona entre los varones desde el nacimiento. Y ello no ha conducido a grandes conclusiones que aporten pruebas del innatismo homosexual.
Si algún día, se llegara a encontrar “el gen gay” harían hasta pegatinas y camisetas con su nombre. Pero me temo que eso no va a ocurrir. La teoría del innatismo homosexual se basa en un fraude científico orquestado por el psicópata, zoofilico y violador de niños Alfred C. Kinsey con su afirmación de que en toda sociedad existe un 10 % de homosexuales.
Por ejemplo, el 25% de los sujetos estudiados por este “investigador” eran o habían sido reclusos en una prisión. De hecho la cifra del 10% era una distorsión de lo descubierto por Kinsey: el número de hombres que mantienen una preferencia homosexual durante toda la vida era un todavía inferior 4%, y en el caso de las mujeres, más o menos, la mitad.
Pero pocos leyeron lo suficiente para distinguir entre las cifras del 10 y del 4 por ciento; y además de esto, no se disponían de otros datos que pudieran contradecir el informe de Kinsey.
La única realidad es que no existe ningún determinismo genético que conduzca a la homosexualidad. Y el hecho de que, esporádicamente, se puedan observar ciertos comportamientos homosexuales en la naturaleza, no implica, en ningún caso, que esos mismos animales no tengan encuentros sexuales con ejemplares de su misma especie y del sexo contrario para reproducirse. Lo que vendría a demostrar, en todo caso, que ser exclusivamente homosexual no es algo natural.
Lo que sí está completamente demostrado, es que es posible inducir a la homosexualidad por muy diferentes vías. Y una de las más perversas es, sin duda, la de la guerra de sexos, que además, está patrocinada por el Estado.
Dicho eso, nadie debe imponer a nadie ninguna clase de conducta sexual. Sin embargo, una realidad tan sumamente decisiva como que un hombre y una mujer pueden crear vida, es algo que ha de ser protegido y tenido en cuenta de una manera singular, siempre que se quiera ejercer un elemental sentido común.
La verdad sobre la homosexualidad es que, en términos generales, siempre ha sido un comportamiento muy propio de las élites sociales y que ha tenido y tiene relación con rituales de vasallaje que se fundamentan en la humillación sexual y en el trauma como una forma de señalar que una persona posee un status más elevado que otra.
En la nueva cultura impuesta por la Ideología de Género, las diferentes modalidades de familia que ellos promueven, basadas en unos cada vez más largos listados de artificiales categorías de género, se fundan en meros y fríos contratos acordados entre individuos. Contratos, por supuesto, rescindibles. Además, obvian y destierran de su lenguaje conceptos o palabras como "amor" o "ternura" dado que es más que complicado incorporar esos términos en un contrato mercantil.
Victimizar a las mujeres tratándolas como seres humanos menores de edad y castrar y criminalizar a los hombres heterosexuales. Ese es el punto de partida de su siniestro proyecto que consta de las siguientes fases que se solapan entre sí dentro del proceso de su implementación:
  1. Crear una segregación entre hombres y mujeres, cada vez más profunda, a través de la guerra de sexos.
  2. Generar un contexto normalizado y favorable para la homosexualidad que, a medio plazo, suponga una alternativa factible y generalizada a la heterosexualidad minada por la guerra de sexos.
  3. Una sociedad andrógina en la que los pocos nacimientos que se produzcan sean por medios artificiales y nunca naturales. Además preferiblemente el Estado será el que se encargue de la infancia.
submitted by josema3 to podemos [link] [comments]


2015.06.21 09:20 josema3 La hipocresía del discurso a favor de la Ideología de Género y del homosexualismo

Los medios de comunicación hacen una inmensa contribución a la guerra de sexos. No en vano, las chicas que ahora tienen veinte años han crecido con la idea, bien consciente o inconsciente, de que todos los hombres son agresores potenciales y un peligro para ellas a todos los niveles. También han hecho que todos los hombres vivan un inmenso complejo de culpa que no les corresponde.
Este tipo de relaciones tan deterioradas entre sexos que desea este pseudofeminismo, conduce invariablemente a una segregación entre los mismos.
En consecuencia, bajo esas circunstancias, a medio plazo, el único refugio posible para la afectividad y para el amor será la homosexualidad para un número importante de personas.
Y ese es justamente el objetivo de esa ponzoña “feminazi”: La homosexualización de los hombres y la lesbianización de las mujeres, minando cada vez más a la heterosexualidad como una opción de vida, criminalizándola y haciéndola cada vez peor vista socialmente.
Su aterradora visión corresponde a una sociedad donde las relaciones de cualquier tipo entre ambos sexos sean cada vez más limitadas y que al mismo tiempo se tome a la androginia como el arquetipo del ser humano ideal.
La tendencia a la androginia conduce a una desustancialización de todo lo masculino y lo femenino, lo cual, es un proceso perfectamente observable en la realidad de la calle. Todo eso responde a una ingeniería social absolutamente premeditada y estudiada hasta el más mínimo detalle.
Se profundizará mucho mas en toda esta situación entre las nuevas generaciones dado que para ellos todas esas ideas formarán parte de la “naturaleza de las cosas” puesto que no habrán conocido ningún otro referente en sentido contrario.
Íntimamente relacionado con la Ideología de Género esta el Movimiento Gay, aunque no con los homosexuales considerados a nivel individual.
Cada vez más hombres que se han visto derrotados por la guerra psicológica de la poderosa Ideología de Género, que goza de todo el favor del Estado y de los medios de comunicación, buscan la afectividad en relaciones homosexuales a modo de alternativa. Exactamente lo mismo está ocurriendo con un creciente número de mujeres.
Ello nos conduce a la idea de que esas personas no han sido plenamente libres a la hora de escoger su opción sexual. Sencillamente se les ha puesto muy complicado vivir el amor hacia el otro sexo.
Muchas de estas personas que, hoy en día, se acercan a la homosexualidad, son “socializadas” dentro del denominado “Movimiento Gay”, lo cual va mucho más lejos que la mera elección de una opción sexual determinada.
Si alguno de ellos decidiera volver a vivir el amor hacia el otro sexo se le pondría mil y un impedimentos a nivel psicológico.
Aunque resulte sorprendente, existe un número significativo de casos de homosexuales que, tras un proceso complejo y doloroso, han dejado de serlo y han pasado a ser heterosexuales.
Sin embargo, sus voces son acalladas y toda la literatura sobre este tipo de casos es censurada debido a las presiones ejercidas por el “lobby homosexual”. Dicho de otra manera: está permitido e incluso aplaudido hacerse homosexual pero está prohibido dejar de serlo.
La idea principal es la de que no es posible salirse de la “secta gay”. Y ya con esto la cuadratura del círculo queda completa.
Frente al estereotipo que la misma “ingeniería social de género” ha creado sobre los varones heterosexuales, es decir: seres violentos, crueles y con unas capacidades intelectuales no demasiado desarrolladas, la Ideología de Género ha construido una imagen de los homosexuales que les presenta como personas rebosantes de amor, de sensibilidad y de bondad.
Hasta el punto de que muchas voces del “Movimiento Gay” sugieren que si en el mundo predominaran los valores homosexuales y en última instancia, si la mayoría de la población fuera gay, viviríamos en un mundo infinitamente mejor.
No somos pocos los que pensamos justamente lo contrario: Las élites que dominan el mundo son mayoritariamente homosexuales y el mundo es una gran montaña de mierda, en todos los aspectos, gracias en buena medida, a esas mismas élites mayoritariamente homosexuales.
La agenda política del Estado muestra claramente la relación existente entre la Ideología de Género y el Movimiento Gay:
El ejemplo mas emblemático: la Ley de la Violencia de Género abunda en la guerra de sexos y la Ley del Matrimonio Gay normaliza a la homosexualidad que previamente ha sido favorecida por la propia guerra de sexos instigada por el Estado y por los medios de comunicación.
Ese es el engranaje interno de la agenda política dominada por la Ideología de Género.
Y ciertamente, es importante reseñar que, en términos generales, el modelo español en materia de aplicación de las, así llamadas, políticas de género, se ha convertido en una referencia a nivel mundial. Entre otras cosas, desafortunadamente, gracias a su altísimo grado de éxito en bastantes aspectos de su desarrollo.
La homosexualización de las sociedades es profundamente conveniente para el Neoliberalismo: No olvidemos que en el fondo, las bases ideológicas del Neoliberalismo siguen siendo Malthus, Adam Smith, y el Darwinismo Social.
En este caso, la idea de la homosexualización de las sociedades ha de vincularse con Malthus. En apenas cien años la población mundial ha aumentado en nada menos que en mil millones de habitantes, dejando un total de siete mil millones de personas en este planeta.
Esa progresión es insostenible para el modelo de dominación neoliberal a nivel energético, alimenticio, productivo etc etc
Para la oligarquía mundial se torna vital disminuir sustancialmente la población mundial. La homosexualización de las sociedades es una de las estrategias aunque no la única.
Por supuesto, las sociedades en las que antes penetra este tipo de políticas disfrazadas de progresismo son las occidentales. Pero el objetivo es que se extiendan a todos los rincones del mundo.
Penetran antes en las sociedades occidentales porque es donde mayor capacidad de influencia tienen determinados think-tanks financiados por una oligarquía cuyo sueño húmedo más recurrente es el de transformar al ser humano en una especie de animal de compañía.
De una manera más concreta, ese estado de cosas puede corroborarse haciendo un simple ejercicio de observación de las políticas de población desarrolladas por Naciones Unidas:
Naciones Unidas a través del Fondo para la para la Población, de la OMS o de la UNESCO lleva desde hace muchos años promoviendo el control de la población en el Tercer Mundo. Y hoy en día, desde esas agencias de Naciones Unidas se utiliza también la Ideología de Género para extender el control de la población.
Otro ejemplo relevante de esta realidad, es el de las políticas llevadas a cabo por organización supranacional más importante del mundo, la Unión Europea, que también ha invertido mucho dinero y esfuerzo para implementar las llamadas políticas de género. De hecho, el 70% del dinero que recibe el “Movimiento Gay” en Europa procede de la Unión Europea.
La misma Unión Europea que infringe sufrimiento a la población a través de enormes recortes sociales al servicio de la ideología neoliberal. ¿Todo eso lo hacen porque nos quieren mucho?
Consecuentemente, desde las centrales de pensamiento estas ideas descienden como una lluvia fina a todos los resortes de poder, entre los cuales destacan, obviamente, el Estado y los medios de comunicación tradicionales.
Por otra parte, los planes de reducción demográfica de las élites económicas y políticas no pueden ser un secreto para nadie después de escuchar las declaraciones de Cristine Lagarde, la directora del FMI, insinuado que en España vivimos demasiado refiriéndose a que nos gastábamos demasiado dinero en pensiones.
Nunca se ha demostrado el innatismo de la homosexualidad, jamás se ha encontrado un supuesto “gen gay”. Los mas que se ha llegado a determinar son diferentes niveles de testosterona entre los varones desde el nacimiento. Y ello no ha conducido a grandes conclusiones que aporten pruebas del innatismo homosexual.
Si algún día, se llegara a encontrar “el gen gay” harían hasta pegatinas y camisetas con su nombre. Pero me temo que eso no va a ocurrir.
La teoría del innatismo homosexual se basa en un fraude científico orquestado por el psicópata, zoofilico y violador de niños Alfred C. Kinsey con su afirmación de que en toda sociedad existe un 10 % de homosexuales.
Por ejemplo, el 25% de los sujetos estudiados por este “investigador” eran o habían sido reclusos en una prisión. De hecho la cifra del 10% era una distorsión de lo descubierto por Kinsey: el número de hombres que mantienen una preferencia homosexual durante toda la vida era un todavía inferior 4%, y en el caso de las mujeres, más o menos, la mitad.
Pero pocos leyeron lo suficiente para distinguir entre las cifras del 10 y del 4 por ciento; y además de esto, no se disponían de otros datos que pudieran contradecir el informe de Kinsey.
La única realidad es que no existe ningún determinismo genético que conduzca a la homosexualidad. Y el hecho de que, esporádicamente, se puedan observar ciertos comportamientos homosexuales en la naturaleza, no implica, en ningún caso, que esos mismos animales no tengan encuentros sexuales con ejemplares de su misma especie y del sexo contrario para reproducirse. Lo que vendría a demostrar, en todo caso, que ser exclusivamente homosexual no es algo natural.
Lo que sí está completamente demostrado, es que es posible inducir a la homosexualidad por muy diferentes vías. Y una de las más perversas es, sin duda, la de la guerra de sexos, que además, está patrocinada por el Estado.
Dicho eso, nadie debe imponer a nadie ninguna clase de conducta sexual. Sin embargo, una realidad tan sumamente decisiva como que un hombre y una mujer pueden crear vida, es algo que ha de ser protegido y tenido en cuenta de una manera singular, siempre que se quiera ejercer un elemental sentido común.
La verdad sobre la homosexualidad es que, en términos generales, siempre ha sido un comportamiento muy propio de las élites sociales y que ha tenido y tiene relación con rituales de vasallaje que se fundamentan en la humillación sexual y en el trauma como una forma de señalar que una persona posee un status más elevado que otra.
En la nueva cultura impuesta por la Ideología de Género, las diferentes modalidades de familia que ellos promueven, basadas en unos cada vez más largos listados de artificiales categorías de género, se fundan en meros y fríos contratos acordados entre individuos.
Contratos, por supuesto, rescindibles. Además, obvian y destierran de su lenguaje conceptos o palabras como "amor" o "ternura" dado que es más que complicado incorporar esos términos en un contrato mercantil.
Victimizar a las mujeres tratándolas como seres humanos menores de edad y castrar y criminalizar a los hombres heterosexuales.
Ese es el punto de partida de su siniestro proyecto que consta de las siguientes fases que se solapan entre sí dentro del proceso de su implementación:
  1. Crear una segregación entre hombres y mujeres, cada vez más profunda, a través de la guerra de sexos.
  2. Generar un contexto normalizado y favorable para la homosexualidad que, a medio plazo, suponga una alternativa factible y generalizada a la heterosexualidad minada por la guerra de sexos.
  3. Una sociedad andrógina en la que los pocos nacimientos que se produzcan sean por medios artificiales y nunca naturales. Además preferiblemente el Estado será el que se encargue de la infancia.
submitted by josema3 to podemos [link] [comments]


2015.03.12 10:25 anarxy_XXX Open democracy :Podemos y género: gestos y guiños (traducido) ultima hora.

Fuente original en Inglés : https://www.opendemocracy.net/5050/liz-coopepodemos-and-gender-nods-and-winks
¿Son las políticas de Podemos tan revolucionario como dicen, o son simplemente el mismo conjunto de reglas en un nuevo formato para otro club para los chicos?
El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, escribió en abril de 2014 Twitter que la discriminación positiva a favor de las mujeres es un mecanismo que permita a las mujeres a volver a través de la ley que la que una sociedad machista ha tomado de ellos; un comentario que pudo haber llevado a muchos a creer que Podemos, el nuevo partido de izquierda en España, estaba a favor de la discriminación positiva para las mujeres.
Menos de un año después, en febrero de 2015, los resultados en las primarias para las elecciones autonómicas, que se celebrará en mayo de este año, muestran que de los diecisiete candidatos de Podemos a Secretario General Regional, uno para cada una de las regiones de diecisiete, trece son hombres. Los votantes, firmado miembros de los círculos de Podemos, tuvieron que elegir entre treinta y cuatro candidatos en cada región, diecisiete mujeres y diecisiete hombres, igual número en su haber, siendo parte de las reglas establecidas para la elección de candidatos. Sin embargo, los votantes de Podemos asignado el 76% de las primeras posiciones en las regiones que se peleaban en las elecciones por los hombres. Estas posiciones son inmensamente poderosos. Secretarios Generales y Presidentes de las Comunidades Autónomas se describen en los partidos establecidos como "los barones "del escenario político. Si Podemos iban a ganar en todas las elecciones regionales con la misma proporción de hombres y mujeres, parece que el nuevo partido se habrá hecho poco para crear las condiciones para que las mujeres emergen como líderes políticos.
La plataforma de Podemos incluye la creación de un banco público, reestructuración de la deuda, una semana laboral más corta y un aumento en el gasto público, sólo para empezar y lo más importante, quiere centrarse en una forma de democracia directa que permite mucho mayor participación del electorado en el desarrollo de su programa que existe en los partidos tradicionales.
Los círculos de debate y discusión están abiertos a todos y son donde los argumentos se elaboraron. "Los Circulos Feminismos", ( círculos feministas ) se inauguró en septiembre de 2014 en respuesta a la demanda y creado específicamente para solucionar los problemas que preocupaban a las mujeres. Un hombre que describe a sí mismo como un militante en los círculos de Podemos feministas en Madrid y escribir en la revista pikara, admite Podemos haber despegado lentamente en temas feministas, pero apunta a "guiños" (literalmente "guiños"), o una inclinación de cabeza en la dirección del feminismo en los discursos de Juan Carlos Monedero, uno de los líderes masculinos de la fiesta. Es poco probable que las feministas españolas van a estar satisfechos con "guiños" en su dirección, o que los "guiños" o guiños serán suficientes para garantizar una nueva política que se lleva a los derechos de las mujeres en cuenta seriamente.
Y no son sólo los hombres: el número 4 en el liderazgo de Podemos, Carolina Bescansa , y una de las dos únicas mujeres en el nivel superior, cuando se le preguntó por qué el derecho a un aborto legal y gratuito había dejado de ser defendido expresamente Podemos decir que aborto no era una prioridad para la fiesta.
Puesto que para muchas mujeres el derecho a controlar su propio cuerpo es fundamental, y una prioridad, en su lucha por la igualdad de derechos, su comentario no fue bien recibido. Es una posición desconcertante para tomar, por un llamado partido revolucionario, y por las muchas mujeres que recuerdan la lucha amarga en los años 80 para conseguir una ley mínima aborto durante el primer gobierno socialista en España.
Aunque Podemos parece haber sido capaz de conectar con una amplia gama de opiniones políticas, las encuestas indican el apoyo proviene más de pueblo desilusionado con el escenario político actual, en lugar de los partidarios de sus programas. Eso puede crear un problema donde el electorado no puede compartir los valores del liderazgo en una sociedad donde la igualdad entre mujeres y hombres es todavía muy lejos de la realidad y no hay pruebas de que sea visto como un importante problema social. En el regular y respetado Centro de Investigaciones Sociológicas encuestas de opinión, muy esperado por los medios de comunicación, no hay preguntas relacionadas con las opiniones del electorado sobre la igualdad de oportunidades y derechos de las mujeres. Hay una sección en la que pide a los encuestados lo que ellos consideran que son los tres principales problemas que enfrenta España: con planteado interrogantes sobre el desempleo, valorados en un 76%, como en los tres primeros, la corrupción y el fraude, el 62%, la economía y mucho más. Hay dos indicaciones que mencionen las mujeres: los primeros "los problemas asociados con las mujeres", que obtiene una calificación nula importancia tal vez debido a la incomprensión por parte de los encuestados, y el otro es "la violencia contra las mujeres", que obtiene una calificación importancia de 0,4 en promedio, alrededor de la parte inferior de la gama; no un alto nivel de interés en "los problemas asociados con las mujeres".
Allí no se le pide pregunta sobre "los problemas asociados con los hombres"
La idea de que la verdadera democracia no puede lograrse sin la igualdad de oportunidades para las mujeres como para los hombres, postulados por la izquierda, y de hecho originalmente por Podemos parecer ha sido expulsado y ya no forma parte de la discusión como el nuevo programa del partido se desarrolla. Las decepciones de las mujeres acumulan. Para tomar sólo tres ejemplos muy diferentes que son de gran interés para las mujeres que, o bien que no tienen programas en el Podemos publican información actualizada, o tienen sólo una referencia vaga.** No hay detalles en la sección sobre la igualdad sobre cómo desmontar el techo de acero que impide a las mujeres alcanzar puestos directivos en la sociedad, a pesar del hecho de que más mujeres salen de la universidad con mejores calificaciones que los hombres. No hay grandes programas detallados sobre cómo combatir las figuras horrendas de violencia contra las mujeres, lo que se podría suponer que sería en la parte superior de la agenda de cualquier gobierno revolucionario, ni cómo hacer frente a los altos niveles de violencia sexual el abuso de los niños dentro de la familia de que España tiene una de las tasas más altas registradas en Europa.**
El aborto no se menciona específicamente en el programa, la palabra ha sido borrado, aunque apareció en el Programa Europeo de Elecciones originales. La violencia contra la mujer es tratada en una sección que trata de los derechos de las mujeres, lesbianas, gays y transexuales miembros del electorado, lo que subraya el sentido de que el núcleo del programa se refiere a los hombres heterosexuales. Su económica programa tiene mucho más que decir acerca de los cambios de los hombres que en planes específicos dirigidos a las mujeres. Estos son sutiles, pero son cambios hacia una política central y lejos de "la revolución" con los derechos de las mujeres siendo marginados.
¿Por qué es un camino lleno de baches tal? Aparte de la posible explicación de que Podemos es sólo otro club vaqrones socialista y la igualdad de oportunidades para las mujeres es, como antes, un añadido, puede ser que el nuevo partido es comprensiblemente temerosos de alienar a los electores, en vista de lo sucedido a la última Gobierno socialista con José Luis Rodríguez Zapatero, de 2004 al 2011. Eso fue un gobierno que apoyó abiertamente a los derechos de las mujeres, el nombramiento de igual número de hombres y mujeres en el Consejo de Ministros en 2004 y la creación de un Ministerio de Igualdad en 2008. Se creó nuevas leyes y tribunales especializados en violencia de género, la legalización del matrimonio homosexual, la ley más liberal aborto en Europa, la transversalidad de género en todas las organizaciones públicas, y una nueva ley de dependencia poderosa para dar puestos de trabajo y la situación de los millones de mujeres que actuaron como cuidadores de los dependientes sin el reconocimiento más mínimo. Fue un avance revolucionario para las mujeres.
La mayoría de estos programas están siendo desmanteladas por el actual Gobierno conservador, uno de los efectos clásicos de un sistema político bipartidista que en realidad simplemente significa que los gobiernos toman turnos para destruir a los cambios que el gobierno anterior imponía. Quizás Podemos entiende muy bien que el fracaso final del Gobierno Zapatero fue su incapacidad para cambiar las actitudes y que su postura declarado abiertamente sobre los derechos de las mujeres tenía cero apoyo del electorado. Podemos no está colocando abiertamente a favor de políticas que muchas feministas han dejado claro son esenciales: que se trata de las funciones de la sociedad manera, por marginar y silenciar a las mujeres en la creencia de que las contribuciones de los hombres son intrínsecamente más valioso, que tiene que ser cambiado si la igualdad de género se debe lograr.
Si un reportero de Marte que acababa de aterrizar fueron a escuchar a uno cualquiera de la parte superior media docena de "rostros" de Podemos definir lo que la nueva política podría hacer por España el / ella podría ser perdonado por pensar que, o bien la sociedad se compone de solo sexo, o si hay más de uno, la única desigualdad basada en el género era que el 51% (mujeres) se les pagaba menos del 49% (hombres) para tareas idénticas. El mismo periodista marciano podría entonces descubre, por casualidad, que en España más de una mujer es asesinada cada semana por un hombre agresor conocido, hasta el 60 de un año según las cifras más recientes y aún más en el pasado.
¿Dónde están los planes para hacer posible que las mujeres para lograr la igualdad real de oportunidades en una sociedad donde las nociones sexistas de la feminidad y sus limitaciones siguen restringir la vida de la mayoría de las mujeres en la sociedad española? Las mujeres no reciben el mismo salario por el mismo trabajo, no reciben las mismas pensiones, no tienen acceso a posiciones de poder en la misma proporción que los hombres, no son seguros en sus propios hogares, aún se espera que sean amas de casa maestros o enfermeras en lugar que los astronautas o los líderes políticos y empresariales.
Algunas mujeres lo hacen a través, pero los resultados de las próximas elecciones generales a finales de este año, pueden, al parecer, sólo significa en el mejor de un movimiento de cabeza en su dirección en la lucha por la igualdad de oportunidades y de igualdad de derechos. La reconstrucción de la sociedad para eliminar la categoría secundaria de las mujeres en relación con los hombres pueden de hecho todavía algún tiempo en llegar, pero está empezando a parecer como si Podemos ya ha tirado la toalla en particular.

___-

Me parece que estos no se enteran, es una opinión personal, estamos dando suficiente informaci´´on al mundo sobre la postura hacia la mujer, porque a tenor de este articulo son vagos incisos, esa es mi impresión...
submitted by anarxy_XXX to podemos [link] [comments]


2014.11.03 12:46 AngelaFreebird Convocatoria este miércoles 5N contra la homofobia

Buenas compas, desde Unidad Contra el Fascismo y el Racismo y el área de ALEAS de IU Castilleja de la Cuesta se ha convocado para este miércoles una besada contra la homofobia en dicho municipio, ya que la pareja de un compañero del Sindicato Andaluz de los Trabajadores (SAT) ha sido agredido a causa de su orientación sexual. Desde Podemos tenemos muy claro nuestro compromiso con la igualdad, independientemente del origen, raza, sexo, género, orientación sexual, etc Allí estaré con mi camiseta violeta, visibilizando este movimiento político también en la lucha por los derechos de lesbianas, gays, transexuales, bisexuales e intersex (LGTBI). Os animo a participar, aquí tenéis el copy paste de la convocatoria:
Raúl, vecino de Castilleja de la Cuesta (Sevilla) de 27 años, sufrió una agresión homófoba en su pueblo el pasado 28 de octubre a las 14:30 h. En su camino a casa, Raúl escuchó a lo lejos que 3 personas llamaban su atención mientras decían “ahí va el Maricón del cinco de Oro”. Al seguir andando se le acercaron, a lo que él preguntó si había algún problema. Los agresores contestaron “nos reímos de ti, tú te vas y punto Maricón”. En ese momento le escupieron en la cabeza y fue golpeado con un puñetazo en la oreja derecha. Al intentar defenderse, lo agarraron y pisotearon sus gafas de sol. Raúl, a escasos metros de su casa, logró salir corriendo. Sus padres lo llevaron a urgencias y, un poco más tarde, al cuartel de la Guardia Civil de Gines para poner la denuncia correspondiente. Raúl cuenta que viene sufriendo agresiones desde su infancia, ataques que se acentuaron desde hace unos 2 años. Ahora está bajo tratamiento médico por ansiedad.
La lucha del movimiento LGTB, y de la sociedad en general, ha conseguido un alto grado de igualdad legal, cuyos últimos pasos han sido la aprobación de la Ley Integral de Transexualidad en Andalucía y la Ley para la Erradicación de la Homofobia en Catalunya.
Sin embargo, de la igualdad legal a la igualdad real todavía queda un enorme camino que recorrer. Por ejemplo, el caso descrito de la reciente agresión a Raúl se suma a las múltiples agresiones que vienen sufriendo Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (LGTB) en los últimos años. Estas agresiones suelen estar dirigidas, apoyadas, realizadas y auspiciadas por grupos de extrema derecha.
Para luchar contra la homofobia necesitamos unidad en la lucha de todas aquellas personas que defendemos los derechos humanos y la igualdad. Los que atacan a la gente en función de su orientación sexual son los mismos que atacan a personas de otras etnias, los que defienden ideas xenófobas, etc. La libertad de los fascistas significa miedo, agresiones y asesinatos para la mayor parte de la población. Tenemos que salir a nuestras calles masivamente para denunciar y frenar de raíz las agresiones homófobas y racistas.
Desde Unidad contra el Fascismo y el Racismo – Andalucía te convocamos a mostrar tu solidaridad con Raúl y defender nuestras calles como espacios libres de homofobia a una concentración-besada LGTB contra la homofobia el miércoles 5 de octubre a las 19h.
submitted by AngelaFreebird to podemosmairena [link] [comments]


Acoso sexual: ¡Que no te pase esto en el trabajo! - YouTube Si no entiendes un NO, eres un potencial agresor sexual En video: ¿Cómo identificar un caso de acoso sexual? - YouTube MUJERES CON MIEMBRO VIRIL: La clitoromegalia. Clitoris ... YouTube 17 formas de hostigamiento sexual laboral PERFIL PSICOLOGICO DE UN ACOSADOR SEXUAL 6 Conductas que Identifican a un Maltratador (METVC) - YouTube Capturan a agresor sexual que operaba en Iztapalapa

Perfil psicológico del violador: 12 rasgos en común

  1. Acoso sexual: ¡Que no te pase esto en el trabajo! - YouTube
  2. Si no entiendes un NO, eres un potencial agresor sexual
  3. En video: ¿Cómo identificar un caso de acoso sexual? - YouTube
  4. MUJERES CON MIEMBRO VIRIL: La clitoromegalia. Clitoris ...
  5. YouTube
  6. 17 formas de hostigamiento sexual laboral
  7. PERFIL PSICOLOGICO DE UN ACOSADOR SEXUAL
  8. 6 Conductas que Identifican a un Maltratador (METVC) - YouTube
  9. Capturan a agresor sexual que operaba en Iztapalapa
  10. ¿Cómo identificar a un potencial agresor sexual? Jaqueline ...

Muchas cosas pasan en el día a día laboral, pero ninguna puede derivar en acoso sexual. Este video muestra situaciones que se deben denunciar inmediatamente.... Varias víctimas sufrieron los acosos y violaciones por parte del agresor. Identifique a un acosador sexual y aprenda a luchar ... Giros Repretel 3,410 views. 34:57. Estos son los rasgos típicos de un agresor sexual - Duration: 22:28 ... Ejemplos - Duration: 4:04 ... Enjoy the videos and music you love, upload original content, and share it all with friends, family, and the world on YouTube. Jaqueline L'Hoist, Directora de la Unidad de Género de TV Azteca, nos orienta sobre cómo identificar a un potencial agresor sexual, qué incidencia de este ti... Campaña de concienciación social contra la violencia sexual de la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género. La sexóloga Patricia Gómez explica qué hacer al momento de sentirse bajo acoso, además explica los distintos tipos y posibles reacciones para salir adelante ... Se trata de una condición medica en la que el clitoris crece en forma desproporcionada. MUJERES CON MIEMBRO MASCULINO: La clitoromegalia. Clitoris gigantes. ... MUJERES EN TVC - BIEN ESTAR http://www.tvcnetworks.mx/ http://www.facebook.com/MujeresEnTVC http://www.twitter.com/mujeresentvc Es importante conocer las diferentes maneras de expresar el hostigamiento sexual laboral. Vea el video para que aprenda a identificar al agresor ahora mismo.----